«Hoy se ha roto la catenaria»

Los viajeros de la línea de tren entre Valladolid y Ávila vuelven a sufrir importantes retrasos por el paro encubierto de los maquinistas

F. G. MURIEL| ARÉVALO/ VALLADOLID

Los usuarios del servicio regional de Renfe entre Valladolid y Ávila no dan crédito ni a los retrasos ni a la excusas que los interventores les dan. Ayer les tocó que se había roto la catenaria para justificar que el tren con llegada a Valladolid a las 17.13 horas parase en la estación de Campo Grande a las 19.00. También llegaron con 45 minutos de retraso los usuarios que salieron de la capital abulense a las 14.45 horas.

Según la compañía, estas incidencias, que están afectando a diario a cientos de pasajeros que tienen que desplazarse a sus puestos de trabajo, tiene su origen en un paro encubierto que están llevando a cabo los maquinistas del sindicato Semaf.

La excusa de ayer se suma a otras como que el encargado de llevar el tren se ha dejado las gafas en casa, se ha quedado dormido, hay un jabalí en las vías o el botiquín no tiene precinto. Usuarios afectados reclamaron a las dos partes en conflicto que inicien las negociaciones para poner fin a esta situación o bien avisen de antemano a los viajeros para que puedan organizarse y acudir a sus lugares de trabajo en otro medio de transporte.

Los retrasos en las líneas Valladolid-Ávila, Palencia-Madrid, Palencia-Salamanca o Vitoria-Madrid datan del 10 de febrero cuando los maquinistas iniciaron estas medidas de presión contra la empresa a la que acusan de mala gestión y descoordinación en la organización de los servicios.

La Unión de Consumidores de Arévalo ha recibido en una semana más de cien reclamaciones por parte de los usuarios del ferrocarril entre Ávila y Valladolid por los constantes retrasos de más de una hora y la falta de trenes debido a una presunta huelga encubierta de los maquinistas de Renfe Operadora Media Distancia con residencia en Valladolid, y que afecta principalmente a trabajadores que tienen que desplazarse de sus localidades de residencia, así como a estudiantes.

Desde la organización de usuarios se ha pedido a tanto a los maquinistas como a la operadora ferroviaria que diriman sus conflictos de una forma dialogada evitando los daños que puedan ocasionar en los usuarios de este medio de transporte público.

De igual forma, el presidente de la Unión de Consumidores de Arévalo, Francisco León, ha solicitado una entrevista al subdelegado de Gobierno en Ávila, César Martín Montero, para buscar una solución al problema de indefensión que afecta principalmente a los usuarios de Arévalo y Ávila.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos