La Cámara de Comercio cree bueno que Ikea se instale «cuanto antes»

José Rolando Álvarez plantea que el proyecto sea declarado de interés regional para facilitar la licencia

JULIO G. CALZADA| VALLADOLID
José Rolando Álvarez. / H. S./
José Rolando Álvarez. / H. S.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, José Rolando Álvarez, se mostró ayer partidario de que la multinacional del mueble Ikea instale su centro comercial en la localidad de Arroyo de la Encomienda, junto a la capital. «Cuanto antes», aseguró, al tiempo que recordó que él cree en la libertad de empresa y en que nadie debe poner más limitaciones que las legales a la apertura de nuevos negocios. «Y sé que estas palabras van a generarme algún disgusto», añadió durante un almuerzo en el que la institución que preside entregó los premios de periodismo 'Luis Ángel Laredo' dedicados al profesional de la información que durante muchos años se ocupó de la comunicación dentro de la Cámara.

Álvarez auguró que Ikea logrará la autorización de la Consejería de Economía «en pocos meses» y, frente al criterio de las asociaciones de comerciantes de Valladolid, defendió que la apertura de este centro comercial dedicado al mueble «es una oportunidad porque traerá una media de 2,5 millones de clientes al año y eso es bueno para la economía de Valladolid. Por eso, pido a los comerciantes que aprovechen porque van a tener más clientes. Esto es una gran oportunidad», aseguró.

En su opinión, si la apertura de un centro como el previsto por Ikea tuviera una consideración de interés regional, no habría problemas con la concesión del suelo comercial necesario sin agotar todo el que ahora existe en la capital vallisoletana y su entorno.

Estudios más técnicos

Álvarez también abogó ayer por un cambio de tendencia en los estudios que ahora ofrece la Universidad de Valladolid «desde mi idea de que la universidad pública debe actuar en defensa de la igualdad de oportunidades», puntualizó. En este sentido, consideró importante que la Universidad adecúe sus estudios a las necesidades de las futuras oportunidades industriales que permitirán ofrecer mano de obra. En este sentido, señaló que las industrias por las que debe optar Valladolid son las relacionadas con la alta tecnología «y si no la tenemos, la compramos», apuntó. «Industrias donde el factor de la mano de obra no es una frontera», agregó.

En este sentido, Álvarez dio por hecho que las empresas con poca aportación de valor tecnológico y que requieren de mucha mano de obra «terminarán deslocalizadas», en referencia al sector de la automoción, como Renault, de la que recordó que construye una enorme factoría en la ciudad marroquí de Tánger. «Tenemos que ser capaces de entender que el mundo ha cambiado», apuntó durante su intervención ante los asistentes a este acto. El responsable de la entidad que agrupa a las 37.000 empresas establecidas en Valladolid, en un 80% pequeñas y medianas empresas, la mejor inversión en estos momentos es la formación. «Las empresas tienen que invertir ahora en capital humano y mientras, a sufrir, reconoció, ya que la situación económica hace que «la cadena de cobros y pagos se haya roto» y el ajuste de los costes salariales «se produce sobre las personas y eso es terrible, pero hay muchos empresarios que ya no pueden apagar más luces, ni cerrar más puertas», comentó para asegurar que «es el momento de la austeridad y el no incremento de los sueldos es un elemento más que deben tener en cuenta los trabajadores para que las empresas puedan continuar. Como tienen que acabar los fraudes fiscales o los que se cometen sobre la enfermedad común. Son todas ineficiencias que nos hacen menos competitivos», aseguró durante su charla el presidente de la Cámara.

Malos augurios

José Rolando Álvarez pintó un negro panorama económico para el año 2009 en Valladolid «donde se seguirá destruyendo empleo», anunció, si bien quiso lanzar un mensaje de optimismo «porque al menos estamos bien de salud» dijo.

La Cámara continuará este ejercicio con los contactos con los embajadores de otros países «porque la exportación es el único camino de crecimiento en Valladolid», asevero el representante de empresarios y comerciantes. Álvarez demandó de los partidos políticos mayor unidad en proyectos comunes «para que no se desperdicien recursos en un estéril debate político» al tiempo que reiteró que pese «a que tenemos una juventud bien formada, hay que formarla mejor, por lo que hay que trabajar con la UVA para que salgan con una formación más orientada al empleo». Finalmente, apuntó que «muchos de los que ahora están en el paro no volverá a trabajar ni en la misma empresa ni en el mismo sector. Es duro, pero hay que decirlo así», concluyó.