La crítica reivindica la poesía de Cuadros, Boso y Carriedo

Los tres autores palentinos representaron la literatura de la disidencia en la segunda mitad del siglo XX

FERNADO CABALLERO| PALENCIA
Eugenio Cobo, José Luis Puerto, Jesús Losada y Luis García Jambrina, de izquierda a derecha, durante la primera ponencia celebrada ayer en el Centro Cultural Provincial. / J. RUIZ/
Eugenio Cobo, José Luis Puerto, Jesús Losada y Luis García Jambrina, de izquierda a derecha, durante la primera ponencia celebrada ayer en el Centro Cultural Provincial. / J. RUIZ

Tres críticos abordaron ayer, en la segunda jornada del Congreso de Poetas Palentinos del siglo XX, la obra de Juan José Cuadros, Felipe Boso y Gabino Alejandro Carriedo, que representaron la literatura de las disidencia en la segunda mitad del siglo XX.

El crítico literario Juan José Cobo presentó a Juan José Cuadros desde un doble punto de vista: el estilo y los temas. «En el estilo sigue la tradición clásica del cancionero medieval, del romancero y de los poetas clásicos de los siglos XVI y XVII. El lenguaje que le interesa es el castizo y el español de toda la vida clásico», aseguró Cobo ante un publico entre el que se encontraba Almudena Cuadros, la única hija del poeta.

En cuanto a los temas, el ponente destacó que su gran amor era el hombre, «todo lo que le pasa al hombre, un hombre generalmente humilde y pequeño... Le importan mucho las pequeñas cosas y anécdotas. Más que un momumento, le importa quién lo ha hecho, aunque sean los albañiles». La familia -su mujer, sus padres y su hija- también tuvo un papel destacado en la vida y la obra de Juan José Cuadros. Eugenio Cobo señaló que el amor por la madre motivó su vinculación a Palencia. «Él nació en Palencia, en la calle Barrio y Mier, pero se crió en Beas de Segura, que es de donde era el padre. Cuando murió la madre, en 1958, siente nostalgia de Palencia, porque le recuerda a su madre, y por eso comienza a venir con más frecuencia aquí», explica el crítico literario.

El escritor José Luis Puerto esbozó la poesía de Boso y su aportación. «Felipe Boso es un pionero de la poesía experimental, más conocida como visual. Fue uno de los primeros españoles que más impulsa esa poesía, en un momento en que está en auge la poesía social. Boso también difunde esta poesía fuera de España», asegura Puerto, quien le definió como un poeta de culto en el sentido de que sólo están publicados tres libros suyos, uno de ellos póstumo. «En ellos cultivó el letrismo, la poesía concreta, pero también hay un lirismo extraordinario a partir de lo que yo llamaría una estética de la esencialidad, de los minimalismos, concluye el crítico.

Por su parte, Luis García Jambrina abordó la obra de Gabino Alejandro Carriedo. En su opinión, este poeta «ha trascendido, aunque sigue estando en un segundo plano, sigue siendo todavía un poeta oculto». «Los críticos no acabamos de clasificarle. Es uno de los grandes poetas de su generación, aunque él está en una generación a caballo entre la primera y la segunda postguerra. Yo le veo más bien en la segunda por su espíritu más innovador», agregó.

García Jambrina destacó algo que a veces se ha valorado negativamente en la obra de Carriedo, que es la voluntad de intregrar o mezclar cosas que a muchos se les antojan incompatibles o irreconcialibles. «Aunque aparentemente fue pasando por diferentes etapas y escuelas, realmente no fue un poeta de escuela, porque lo que hacía era mezclar esa estética de la escuela del momento con otras cosas muy alejadas de esa estética», explicó el crítico. En su opinión, ésta es su mayor aportación, «porque lo puede convertir, si no lo ha convertido ya, en un modelo para los jóvenes poetas para superar de una vez por todas esa dicotomía entre poesía realista y poesía simbolista, entre vanguardia y rehumanización». García Jambrina concluyó que Carriedo consigue hacer mezclas con un buen resultado. «Carriedo fue pionero en muchas cosas, razón que explica que sea difícil ubicarlo, que se le entienda mal y que se conozca su obra de una manera fragmentaria. Fue un poeta realmente moderno, e incluso me atrevería a decir que hasta postmoderno», señala el crítico.

Fotos

Vídeos