Los títeres del catalán Jordi Bertrán deleitaron al público del Etnográfico

EL NORTE| ZAM0RA
Un momento del espectáculo 'Antología'. /LUIS CALLEJA/
Un momento del espectáculo 'Antología'. /LUIS CALLEJA

Entre pompas de jabón recién creadas por un profesor alquimista movido por hilos y palos, el numeroso público del Museo Etnográfico de Castilla y León disfrutó ayer de una surrealista bienvenida de la mano de Dalí, pasando por una actuación de Louis Armstrong acompañado por su trompeta o incluso del desmedido baile de un esqueleto roquero tras salir de su ataúd y al ritmo de una canción de ACDC.

Y es que música, plástica y teatro se combinaron en el espectáculo 'Antología' de la mano de la Companyia de teatro de títeres Jordi Bertrán. Obra que se compone de siete escenas, cada una de ellas protagonizada por una marioneta y que conforma un espectáculo fascinante donde el movimiento y los detalles insinuantes son los principales ingredientes.

Algunos de los personajes vistos ayer en el Etnográfico son conocidos y universales, mientras que otros están inspirados en el mundo del circo, el teatro y la cultura pero a todos les une una trabajada puesta en escena, donde el catalán Jordi Bertrán, a la vista del público asistente, comparte escenario y da vida a unas marionetas que él mismo construye.

Un clásico

Con esta obra de 1987 por la que no pasa el tiempo y a pesar de ser ya todo un clásico, la compañía de teatro descubrió a los asistentes el poder de fascinación de los títeres y la capacidad de comunicación que poseen.

El reconocimiento de la crítica y el público se ha traducido a lo largo de su carrera en 19 premios nacionales e internacionales y ha participado en numerosos festivales de artes escénicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos