José María Barreda reduce cuatro consejerías en Castilla-La Mancha

EFE| TOLEDO

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José María Barreda, anunció ayer una reestructuración de la Administración regional que reduce de 14 a 10 las consejerías y trata de conformar un Gobierno «austero» y «pensado para superar la situación de dificultad» económica.

Barreda anunció un cambio de gabinete que deja a la hasta ahora vicepresidenta segunda, María Luisa Araújo, como vicepresidenta única y conservando una cartera de Economía y Hacienda reforzada con nuevas atribuciones.

Asimismo, el hasta ahora vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Fernando Lamata, pasará a ser consejero de una cartera nueva que aúna las competencias de Salud y de Bienestar Social, con el 40% del presupuesto regional a su cargo.

Barreda nombró dos nuevas consejeras que hasta ahora eran delegadas provinciales: Ángeles García Moreno para Educación y Ciencia y Paula Fernández Pareja para Industria, Energía y Medio Ambiente. Cesaron seis consejeros: los de Sanidad, Industria y Sociedad de la Información, Justicia y Protección Ciudadana, Bienestar Social, Administraciones Públicas y Agricultura.

El nuevo Consejo de Gobierno, en el que, según palabras de Barreda, le acompañarán más mujeres que hombres -seis y cuatro respectivamente-, tomará posesión mañana. Isabel Rodríguez, hasta ahora directora general de Juventud, será la nueva portavoz.