Mendilibar tira del pasado

El Real Valladolid se mide al Espanyol en la primera jornada de liga con un 'once' que, presumiblemente, distará muy poco del que consiguió la permanencia

J. J. LÓPEZ| VALLADOLID
El argentino Damián Escudero protege el balón ante un jugador del Zamora. / MIGUEL ÁNGEL SANTOS/
El argentino Damián Escudero protege el balón ante un jugador del Zamora. / MIGUEL ÁNGEL SANTOS

La pretemporada toca a su fin y el nuevo Real Valladolid comienza lo que será el segundo año consecutivo en la Primera División o Liga BBVA.

El guión: el mismo. Conseguir cuanto antes los puntos para asegurar el rodaje de lo que sería una exitosa trilogía en la máxima categoría del fútbol español.

Por plantilla, el conjunto de Mendilibar debería dejar a un lado los sobresaltos de la anterior campaña y atar la permanencia antes del complicado mes de mayo, donde se medirá a los conjuntos que, a priori, se jugarán el ser o no ser en Primera con los blanquivioleta. «Creo que mejoraremos el décimo quinto puesto y rondaremos la mitad de la tabla», anunció Haris Medunjanin, último fichaje del club pucelano y que, precisamente, se perderá el debut liguero de su equipo por decisión técnica. «Estoy deseando jugar con el equipo contra el Espanyol, pero el entrenador es el jefe y tiene la última palabra», añadió el jugador holandés durante su presentación.

La baja de Haris se une a la del argentino Escudero y a la del uruguayo Cannobio, lesionados. Los tres futbolistas están llamados a ser los estandartes de un Real Valladolid que necesita de jugadores ingeniosos para dar el salto de calidad y consolidarse en la mal llamada Liga de las estrellas. Los tres mosqueteros han conseguido ilusionar durante la pretemporada, aunque aún no han coincidido sobre el terreno de juego.

Fabián Canobbio llegó con la pretemporada ya iniciada por su problemas con el Celta, su ex equipo y, posteriormente, le lesionaron durante la concentración en los Países Bajos, por lo que el público se ha tenido que conformar con algún que otro destello de 'La Lámpara' de Rafa Benítez. «Es un jugador con una calidad y unas condiciones técnicas impresionantes, ahora sólo falta que corra», explicó Mendilibar tras el partido contra el Zamora donde el charrúa anotó el segundo gol del encuentro. El cuerpo médico del club espera que el uruguayo esté listo para el encuentro ante el Atlético de Madrid de dentro de dos semanas.

Por su parte, Escudero continúa con molestias musculares y el técnico ha decidido no forzar al albiceleste. «Le hemos realizado una ecografía y Damián tan sólo tiene un poco de líquido en el aductor de su pierna izquierda», aseguró Pablo Grande, médico de los blanquivioleta, el pasado miércoles. Por ello, el equipo no contará con uno de los jugadores más determinantes de la actual plantilla.

El caso de Haris es distinto. El 'holandés errante' llegó el martes de su país y el técnico vasco ha considerado que aún es pronto para darle la batuta del centro del campo pucelano, pese a las cualidades que demostró durante su periodo de prueba con el equipo.

Por lo tanto, presumiblemente, Mendilibar formará de inicio con un 'once' que sólo contará con la novedad de Goitom respecto a la plantilla de la pasada temporada, aunque en el esquema también podría entrar Prieto por Baraja en el centro de la zaga. La lista de convocados para el debut ante el Espanyol queda conformada por: Sergio Asenjo, Justo Villar, Pedro López, Baraja, Luis Prieto, García Calvo, Marcos, Óscar Sánchez, Álvaro Rubio, Vivar Dorado, Borja, Jesús Rueda, Aguirre, Kike, Víctor, Sesma, Goitom y Ogbeche.

A repetir la historia

La carrera, larga y complicada, comienza en un estadio en el que el año pasado se comenzó a gestar la permanencia, el estadio Olímpico, situado en la montaña mágica de Montjuic. Por aquel entonces el Valladolid llegaba con la aureola de Cenicienta que rodea a cualquier recién ascendido. Sin embargo, merced a una gran presión que anonadó a la España futbolística, el conjunto de Mendilibar venció 0-1 con gol de Llorente.

El choque de hoy será muy distinto. El Valladolid ya no es la Cenicienta del cuento y el rival es conocedor de la gran pretemporada que han realizado los pucelanos. «Es un equipo en un estado de forma muy bueno y que tiene las cosas muy claras», explicó ayer Bartolomé 'Tintín' Márquez, técnico de los catalanes. El entrenador blanquiazul añadió que el Valladolid es un equipo «muy peligroso que se ha reforzado muy bien».

El Espanyol espera acabar con el gafe liguero que le persigue durante las últimas seis temporadas en las que no ha sido capaz de ganar en su debut liguero. «Vamos a hacer todo lo posible para revertir la situación. Lo importante es que el grupo esté fuerte», finalizó. Los blanquiazules tendrán que hacer frente a las bajas de última hora de Riera, fichado por el Liverpool, y de Zabaleta, incorporado por el Manchester City.