La magia de los zurdos

Alrededor del 10% de la población mundial es zurda, pero en el Valladolid el porcentaje de la plantilla 'de izquierdas' se multiplica hasta llegar al 34%

A. G. ENCINAS| VALLADOLID
Sesma celebra su gol al Levante en el partido de la primera vuelta de la temporada pasada en Zorrilla. / GABRIEL VILLAMIL/
Sesma celebra su gol al Levante en el partido de la primera vuelta de la temporada pasada en Zorrilla. / GABRIEL VILLAMIL

«No hay zurdos en el mercado», decía el otro día Carlos Suárez, entre otras cosas, al argumentar por qué pretendía sacar tajada de la marcha de Capdevila al Murcia. Se calcula que un 10% de la población mundial -punto más o punto menos, según las fuentes- es zurda. Ese porcentaje, trasladado al fútbol, significa que a cada plantilla le corresponden 2,5 jugadores 'de izquierdas'. Vamos, justo para cubrir la banda y tener un refuerzo.

Sobre los zurdos hay además mucha literatura. Se dice que son más creativos, por ejemplo. Que los grandes jugadores son zurdos, como Maradona, Raúl o Messi. Y hay entrenadores a los que les chiflan, como Fernando Vázquez. Si todo eso es cierto, el Real Valladolid está de enhorabuena. En la comparativa con el porcentaje medio, el club blanquivioleta se sale. Tiene seis, más un ambidextro, Kike, y dos descartados por decisión técnica, Alexis y Capdevila. Ahora mismo, un 34% de los 26 jugadores que trabajan a diario a las órdenes de Mendilibar son zurdos.

Tal profusión de izquierdos en la plantilla permite al técnico una gran variedad de combinaciones, especialmente en ataque. Damián Escudero puede actuar por la banda izquierda o como media punta, igual que Fabián Canobbio, aunque en el caso del uruguayo siempre ha ofrecido mayor rendimiento cuando ha actuado cerca del centro. A ellos se les une el habitual titular de la temporada pasada, Jonathan Sesma, que además ha hecho una pretemporada a muy buen nivel. Y también un descartado, José Luis Capdevila, que de momento continúa en el equipo.

En defensa, Mendilibar cuenta con dos hombres clásicos, Alberto Marcos y Óscar Sánchez, aunque éste ha jugado más como interior que como lateral mientras ha estado a las órdenes del técnico vasco. En el centro de la zaga, sólo Alexis tiene un perfil zurdo definido, aunque está descartado por el técnico.

El último en llegar ha sido Haris Medunjanin. El holandés deslumbró a la plantilla con sus actuaciones y a los aficionados con sus goles al Villarreal. Si cumple con las expectativas y el resto de zurdos acompañan, el Real Valladolid de esta temporada puede tener magia.