'Sí, quiero' para Medunjanin

Mendilibar confirma que el club hará lo posible para que se quede en el equipo, aunque ahora toca pulir lo pactado con el AZ Alkmaar antes del periodo de prueba

A. G. ENCINAS| VALLADOLID
Haris Medunjanin esprinta durante uno de los entrenamientos con el equipo./ MIGUEL ÁNGEL SANTOS/
Haris Medunjanin esprinta durante uno de los entrenamientos con el equipo./ MIGUEL ÁNGEL SANTOS

Mendilibar confirmó en voz alta lo que en el club ya era un clamor 'sottovoce'. Medunjanin ha pasado la prueba. Ahora llega la segunda parte. El Real Valladolid, que quiso traerlo a prueba siete días, pretende hacer efectivas las condiciones pactadas para su contratación, y se ve obligado a hacerlo lo antes posible para evitar interferencias. Y es que un jugador capaz de marcar dos goles en El Madrigal, por mucha temporada que sea, siempre despierta interés. Eso sí, el Valladolid, con su peculiar economía, busca rebajar en lo posible las pretensiones iniciales del AZ Alkmaar. Pero sin descuidarse, claro. «Queremos cerrarlo pronto», confirmó Roberto Olabe por la tarde.

Mendilibar, no obstante, sigue en su línea de prudencia habitual. Quiere a Haris Medunjanin, pero no pasará nada si no viene. De hecho, asegura que ni siquiera ha preguntado por el estado de la cuestión. No es su negociado. Para eso están Olabe y Suárez. «Hemos dicho que hagan algo para ver si puede estar. Es hablar con su club de origen. De ahí a que se quede dista mucho, y ya veremos», explicaba Mendilibar.

En todo caso, tampoco se trata de fichar a un jugador por haber marcado dos goles. Olabe ya tenía informes suyos, y su estancia en Valladolid ha servido para confirmar lo que ya se intuía en ellos. Es un jugador que aporta algo que los otros tres centrocampistas del equipo no tienen. Al mismo tiempo, Mendilibar echa en falta en el holandés más trabajo defensivo, algo fundamental en su forma de entender el juego. «Me gustó la calidad que tiene con balón, sobre todo. Tiene que mejorar defensivamente, en agresividad, en situación», comentó acerca de las cualidades de este ansiado refuerzo.

Que confía en su capacidad, sin embargo, lo demuestra el hecho de que el mayor problema que ve para contar con él es el idioma, una barrera con la que ironizó el técnico. «Lo complicado de él en este tiempo que ha estado con nosotros es el idioma. Pero es bastante más listo que nosotros y sabe más idiomas que nosotros. Yo por lo menos sé euskera y castellano y justo, de ahí no paso. Tenía de traductor a Goitom, que vete a saber lo que le decía...».

Solo mediocentro

Lo que tiene claro es la posición en la que Haris Medunjanin puede ayudar más al equipo, y es la de mediocentro. Nada de mediapunta, que para eso además ya están Víctor y Canobbio. Mendilibar no cree que el bosnio-holandés pueda servirle en esa posición más adelantada. «Para mí es mediocentro. Porque el mediapunta tiene que saber jugar de espaldas, y él de espaldas ha jugado muy poco con nosotros, ha recibido casi siempre de cara a la portería rival. Es difícil que el mediapunta reciba de cara, tienes que saber recibir de espaldas y tienes que llegar a posiciones de remate», argumenta el técnico.

Y para no caer en la euforia con este fichaje aprovecha precisamente su condición de mediocentro. «Es inteligente, pero tampoco va a venir ahora y meter veinte goles por temporada. Es un medio centro, y este tipo de jugadores, en una temporada, el que más goles mete hace cuatro ó cinco», advierte. Y le manda un recado. «Si quiere jugar aquí tendrá que correr y defender, eso está claro».