La esposa del terrorista Cándido Aspiazu compra la cristalería de su marido

El local está situado bajo la vivienda de la viuda del político Ramón Baglietto, asesinado por el etarra

A. T.| COLPISA. MADRID
Pilar Elías, viuda de Ramón Baglietto, pasa delante de la cristalería del verdugo. / EFE/
Pilar Elías, viuda de Ramón Baglietto, pasa delante de la cristalería del verdugo. / EFE

Milagros Altuna, la esposa del etarra Cándido Aspiazu, condenado por la muerte del militante de UCD Ramón Baglietto, compró ayer en una subasta judicial el negocio de cristalería de su marido, que está situado en el bajo del inmueble de la localidad guipuzcoana de Azkoitia en el que vive, precisamente, Pilar Elías, la viuda del político asesinado.

La Audiencia Nacional embargó en el 2006 a Aspiazu el 50% de un negocio de cristalería y de otro local próximo en el mismo pueblo para pagar las indemnizaciones que adeuda a las víctimas de sus delitos. La otra mitad de la propiedad no fue incautada por la Audiencia Nacional porque pertenecía a su esposa.

El tribunal sacó a subasta los dos locales, que suman algo más de 120 metros cuadrados, y ambos fueron adquiridos por Milagros Altuna, que fue quien presentó la puja más alta en competencia con otro ciudadano interesado en los inmuebles.

Según indicaron fuentes judiciales, la esposa de Aspiazu hizo la mejor oferta de la subasta pública, superior al 70% del precio de salida, tal como exige la ley, por lo que el tribunal le adjudicó los locales.

Milagros Altuna abonó 46.438 euros para recuperar el 50% de propiedad de su marido, que irán destinados a sufragar parte del dinero que ya adelantó el Estado para pagar las indemnizaciones a las víctimas de Aspiazu.

El precio de salida de los dos inmuebles sometidos a subasta, celebrada de forma simultánea en los juzgados de Azpeitia y en la Audiencia Nacional, fue de 66.323 euros. Aspiazu, junto al también miembro de ETA José Ignacio Zuazolazigorraga, asesinó a Baglietto en 1980. En el 2005, una vez que salió de la cárcel, abrió la cristalería en Azkoitia.

Petición de la viuda

Pilar Elías, viuda de Baglietto, pidió ayer al Gobierno que actúe para que el asesino de su marido no siga regentando un negocio justo debajo de su casa. «Si la Justicia no puede hacer nada por ayudar a las víctimas, que lo haga el Gobierno», declaró Elías a Europa Press. La viuda de Baglietto reaccionó con resignación a la recuperación del negocio por parte del asesino y su mujer. «Ya tenía asumido que ellos iban a ir más fuertes a la puja que cualquier otro», afirmó. Asimismo, se lamentó por su situación y por la de «otros», en referencia a las víctimas de ETA que tendrán que convivir con Ignacio de Juana Chaos a pocos mestros de distancia. «Esta es la Justicia que tenemos en España», apostilló.