Todavía hay tiempo de evitarlo

C. A.| VALDEPRADOS

El proyecto no está ni mucho menos consumado, por lo que todavía hay tiempo de evitar un desaguisado medioambiental similar al que estuvo a punto de cometerse con la construcción del embalse de Bernardos. Mario Gómez, abogado de la asociación ecologista Centaurea, asegura que el embalse de Guijasalbas se encuentra en estos momentos en una fase previa a la declaración de impacto ambiental. «Se trata de una fase muy importante porque es cuando asociaciones y particulares pueden manifestar su opinión sobre el proyecto. Después, la evaluación de impacto ha de tener una fase formal de alegaciones. Veremos qué ocurre. Si el proyecto sigue adelante, será el momento de alegar y mostrar una oposición frontal. Si se aprueba, no dudaríamos en recurrir a los tribunales», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos