188 monumentos de la provincia son Bienes de Interés Cultural

El listado comenzó a elaborarse a finales del siglo XIX con el monasterio de Nuestra Señora de Prado y el colegio de San Gregorio

EL NORTE
Fachada de San Gregorio  / G. V./
Fachada de San Gregorio / G. V.

Hasta un total de 188 monumentos conforman el catálogo de Bienes de Interés Cultural (BIC) de la provincia de Valladolid. Se trata de objetos o edificios de especial riqueza artística, histórica, arquitectónica, paleontológica, arqueológica, etnológica, científica o técnica, que han recibido de la Junta de Castilla y León un especial reconocimiento. También pueden ser considerados como tales jardines históricos.

El expediente más antiguo de cuantos conforman el listado vallisoletano corresponde al monasterio de Nuestra Señora de Prado, con el reconocimiento de Bien de Interés Cultural iniciado en el año 1877. El segundo más antiguo de la provincia es el Colegio de San Gregorio, sede del Museo Nacional de Escultura. Entre los reconocimientos más sorprendentes, el de un coche, el 4Cv de Valladolid, que comenzó su andadura como BIC en el año 2003. Aquellos monumentos que merecen una especial consideración por su notable valor (aunque no sean Bienes de Interés Cultural) están incluidos en el inventario de bienes del patrimonio cultural de Castilla y León, según explican desde la Consejería de Cultura. La nueva figura que persigue la Diputación serviría para todos aquellos casos, que a pesar de su valor, no han conseguido ninguna de estas calificaciones.

El Bien de Interés Cultural es de dominio público, esto significa que aunque un particular puede ser su propietario, es a la administración a quien corresponder proteger el valor histórico o artístico de ese bien. Requiere además una autorización para acometer cualquier tipo de obra o modificación (por ejemplo, para una restauración). Estos Bienes de Interés Cultural son inseparables de su entorno (por ejemplo, es ilegal sacar un cuadro del país) y deben ser sometidos a visitas e inspecciones periódicas.

En el caso de los inmuebles, es obligatorio redactar un plan especial o protegerlos con cualquier otra figura del planeamiento urbanístico.

Fotos

Vídeos