Un bloque de 74 metros «dará la bienvenida» a los viajeros que entren en tren por Argales

Sólo seis edificios de la capital superan en la actualidad los 50 metros de altura

EL NORTE

El proyecto de Richard Rogers no circunscribe las torres al entorno de la estación. En el barrio de Argales habrá un inmueble de viviendas que alcanzará los 74 metros de altura y dos bloques más de 60 metros. «La torre marca la puerta sur de la ciudad para los accesos al tren». Las habrá «destinadas a oficinas y hoteles y además representan el nuevo centro de actividades y negocios, un parque empresarial que se propone para este barrio». Aún así, la mayor altura sigue marcada en el hotel que Rogers ha diseñado junto a la estación de ferrocarril. Tendrá 34 metros y once plantas más que el actual techo de Valladolid, el edificio Duque de Lerma, un inmueble de 87 metros de altura, construido en 1970 y rehabilitado en 1999.

Desde entonces, ninguna construcción ha osado amenazar su condición de faro de la ciudad. Otros techos de la capital están en el Paseo de Zorrilla. El edificio de Las Mercedes, situado en el número 110 de esta arteria de la capital, tiene 18 plantas y 64 metros de altura. La segunda y tercera fase de este inmueble llega hasta las 16 plantas y los 50 metros.

Entre medias de este listado se alza la torre del Museo de la Ciencia, son ocho plantas y 55 metros. Otros edificios importantes son el de Riosol, en la calle Veinte de Febrero (45 metros y quince plantas) y la Torre de Valladolid, inmueble situado en la calle Tenerías y que comparte medidas con Riosol.

La catedral es, después del Duque de Lerma, el segundo punto más alto de la ciudad. La torre del templo, diseñado por Juan de Herrera y construido en el siglo XVI se eleva hasta los 79 metros, 21 menos de los que Rogers ha previsto para su gran hito constructivo en el corazón de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos