El puente de Barrancales será consolidado para salvarlo de la ruina total

M. R.

El lamentable estado en el que se encuentran los puentes de Barrancales y de La Aceña, ambos en el término municipal de Cuéllar, es el motivo por el cual el Ayuntamiento solicitó una subvención a la Junta de Castilla y León con el fin de proceder a su reparación o rehabilitación con unas obras que comenzarán en los próximos meses.

El puente de Barrancales ya ha perdido su función de comunicar los dos lados del río Cega, pero es importante su existencia y por tanto su conservación desde el punto de vista histórico, arquitectónico y simbólico. Ya en los años 50 su estado de abandono no permitía el tráfico rodado, aunque las personas pasaban sin barandilla que las protegiese.

Con el paso de los años se ha ido deteriorando cada vez más, y en la actualidad está en ruinas y a punto de venirse abajo si no se interviene con urgencia. El mayor deterioro afecta al arco de mayor tamaño que se encuentra sobre el cauce del río, que ha perdido gran parte de las dovelas que lo forman.

Pero, según aparece en la memoria de la solicitud de ayuda para la consolidación del puente, los pilares que sustentan el arco presentan un aspecto más peligroso, ya que la parte más dañada es la que afecta a su cimentación, que tiene en la pila que coincide con el centro del cauce únicamente un sillar bien colocado, mientras que el resto es un relleno de mala calidad, totalmente inestable.

En la pila del margen derecho se aprecian grandes grietas que con su fractura han desplazado en tres direcciones los sillares de la pila.

Pérdida de elementos

El Ayuntamiento recuerda que desde hace años este puente viene perdiendo algunos elementos de sustentación que, debido a su buena fábrica, no han provocado su ruina definitiva. Pero en los últimos meses este deterioro avanzó considerablemente debido n gran parte a la pérdida de piezas de la cimentación y el arranque de sus pilares.

La construcción es un puente de tres ojos o arcos de piedra con sillería en sus paños exteriores y mampostería en su interior. Las dovelas que cierran los arcos marcan arcos de medio punto que, por su factura y tipología se estiman que pertenezca al final de la Edad Media.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos