León de la Riva: «No dejaremos que pontífices sin aval democrático digan lo que tenemos que hacer»

El Ayuntamiento expondrá durante dos meses el proyecto para recoger sugerencias de los vecinos

V. M. V.
León de la Riva y Antonio Cabado. / RAMÓN GÓMEZ/
León de la Riva y Antonio Cabado. / RAMÓN GÓMEZ

«Éste no es el proyecto del alcalde ni del equipo de Gobierno, ni siquiera del Ayuntamiento. Es el proyecto de la ciudad de Valladolid», resumió ayer el alcalde, Javier León de la Riva, quien anunció que abrirá diversos foros de debate entre vecinos e instituciones de la ciudad para presentar el proyecto de Richard Rogers y recoger las ideas, propuestas y alternativas que los distintos colectivos de la capital tengan que dar con respecto a su futuro diseño urbanístico. «La ley establece un periodo mínimo de un mes de exposición pública y presentación de alegaciones. En este caso, como mínimo serán dos meses. Se trata de un proyecto histórico y vamos a duplicar el plazo de alegaciones», explicó León de la Riva, quien anunció también encuentros con la Cámara de Comercio, el Colegio de Arquitectos, la Universidad o las asociaciones vecinales. «Escucharemos a todos», aseguró. Pero a continuación añadió que hay «determinados personajes que se creen pontífices sin aval democrático alguno para que nos digan lo que tenemos que hacer».

Así, concluyó que «las decisiones al final las tomarán quien las tenga que tomar, que es quienes están validados para hacerlo». Antonio Cabado, director general de Valladolid Alta Velocidad, incidió en esta idea: «Un proyecto de este tipo siempre supone discusiones».

La presentación de ayer sirvió para entregar el proyecto al Ayuntamiento de Valladolid. A partir de este momento se da traslado del informe a los doce consejeros de la Sociedad Alta Velocidad y a los técnicos municipales. «En un primer momento no intervendrán los políticos», aseguró León de la Riva.

Los partidos lo conocerán en una posterior Comisión de Urbanismo para que los distintos grupos (PP, PSOE e IU) se pronuncien respecto al proyecto, que llegará al pleno en la sesión del mes de mayo. Después tendrá lugar ese periodo de dos meses de exposición pública. La previsión es que en noviembre se produzca la aprobación provisional, para que en el 2009 comiencen las obras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos