El estigma de los Panero

El centenario del autor de 'Escrito a cada instante' coincide con la edición de sus obras completas y ensayos sobre la obra de sus descendientes

M. LORENCI
Michi, Juan Luis y Leopoldo María, los hijos de Leopoldo Panero./
Michi, Juan Luis y Leopoldo María, los hijos de Leopoldo Panero.

La mención del apellido Panero evoca tanto a una poderosa estirpe literaria como el estigma de infortunio y malditismo que persigue a esta familia. Un estigma que dio pie a una película tan singular como 'El desencanto' en los setenta y que casi cuatro décadas después sigue generando la atención de editores, ensayistas y cineastas. Los Panero vuelven a estar así de plena actualidad. Tras la aparición de la obra completa de Leopoldo Panero, Federico Utrera desentraña secretos vitales y poéticos de la familia leonesa en 'Después de tantos desencantos' y el sello Páginas de Espuma publica los 'Cuentos completos', de Leopoldo María Panero, el loco más lúcido de las letras ibéricas, en edición de Túa Blesa.

La proximidad del primer centenario del nacimiento de Leopoldo Panero (Astorga, 1909-Castrillo de las Piedras, 1962) es el resorte que ha activado el interés editorial. A la aparición de los tres volúmenes que recogen la obra completa del padre de los Panero -con el sello del Ayuntamiento de Astorga y la Diputación de León- se suman las reediciones de su libro cumbre 'Escrito a cada instante'. Pronto estará además rehabilitada la casa familiar de Astorga, reconvertida en un centro estudios sobre la familia Panero.

La obra completa de Leopoldo Panero es una edición crítica en tres tomos -dos de poesía y uno de prosa- dirigida por el catedrático Javier Huerta Calvo en colaboración con Javier Cuesta Guadaño y Juan José Alonso Perandones. Incluye una completa cronología y rescata textos inéditos publicados en periódicos y revistas de los años 30.

'Después de tantos desencantos. Vida y obra poéticas de los Panero' se titula el ensayo en el que el crítico y estudioso Federico Utrera repasa la leyenda que ha distorsionado las figuras de los Panero. Arranca con el padre, Leopoldo Panero, y su hermano, Juan Panero, próximos ambos a la generación del 27 y participantes de los homenajes a Pablo Neruda y Vicente Aleixandre, y continúa con dos hijos de Leopoldo: Juan Luis (Madrid, 1942), Leopoldo María (Madrid, 1948) y Michi (Madrid, 1951-Astorga, 2004).

Cuatro años ha estado Utrera a vueltas con este ensayo publicado por Hijos de Muley-Rubio y el Festival Internacional de Cine de Canarias. Asegura su autor que mientras trabajaba en el libro se contagió de «la paranoia paneriana» que Chávarri desmenuzó en 'El desencanto'.

Desmitificar

Trata Utrera de desmontar mitos «como que Leopoldo Panero fuera un poeta fascista». Recuerda que tras simpatizar con la izquierda estuvo comprometido con el franquismo, «pero puede que menos que otros de sus coetáneos». Estudia las turbulentas relaciones del poeta José Ángel Valente con la familia astorgana, e incluye textos inéditos y fotografías del archivo de la Generación del 27 en Málaga. También un poemario inédito de Leopoldo María -'Conjuros contra la vida'- y prosas de Juan Luis -'Páginas sobre cine y poesía'-.

Mientras Utrera lo redactaba se produjo la sórdida muerte de Santiago (Michi) Panero Blanc, tan sólo dos semanas después de realizar una extensa y testamentaria entrevista con el menor de la saga. Utrera Mantuvo también varios encuentros con Leopoldo María Panero, «un hombre fascinante del que entre vaho y vaho de genialidad aprendí mucho».

Y es que el mucho talento literario de Leopoldo María Panero se superpone a su quiebra psíquica. Lo testimonia el Catedrático de Teoría de la Literatura de la Universidad de Zaragoza, Túa Blesa, uno de los mejores conocedores de la obra de Panero y que se responsabiliza de la edición de los 'Cuentos completos' de un Leopoldo María a quien considera «uno de los poetas mayores de nuestro tiempo». Una obra poco conocida pero que, según Blesa, mantiene «los mismos niveles de calidad, fuerza y provocación que son marca de la casa de uno de los autores más impredecibles».

Blesa recoge unos cuentos cuyo denominador común gira en torno al terror, el horror, lo sobrenatural y lo fantástico. Unos textos que estaban desperdigados en diversa publicaciones y en las colecciones 'El lugar del hijo' y 'Palabras de un asesino'.

El estigma de los Panero que dio lugar en el cine a dos celebradas películas -'El desencanto' (1975), de Jaime Chávarri, y 'Después de tantos años' (1994), de Ricardo Franco- no pierde interés para las nuevas generaciones de cineastas. Seis jóvenes directores fijaron su mirada en los Panero y mostraron sus trabajos en la última edición del festival de Cine de las Palmas de Gran Canaria.