«Los homosexuales no somos ciudadanos de segunda clase»

N. H.
«Los homosexuales no somos ciudadanos de segunda clase»

En ocasiones, la legislación avanza un paso por delante de la mentalidad humana. Ante las normas en pro de los derechos de los homosexuales, la ley de la calle es otra, más retrógrada y reaccionaria. La homofobia es «terrible» en Castilla y León, también en Ávila, una ciudad con «mentalidad amurallada». En aras de superar estas barreras mentales, se inaugura el primer bar de copas de ambiente en la ciudad y se dan los pasos para crear una asociación que agrupe a este colectivo, GayÁvila.

-¿Cómo surgió la idea de formar la primera agrupación de homosexuales en la ciudad?

-No había ninguna asociación y era una necesidad que se pedía a gritos. Todo comenzó con un pequeño foro de gays, lesbianas, homosexuales y transexuales, y donde también tienen cabida los heterosexuales. Necesitábamos una asociación reivindicativa y unas líneas de acción para atender una realidad que es patente en Ávila, aunque hay gente que intenta ocultarla. Hemos creado esta agrupación para hacernos visibles porque somos personas antes que homosexuales.

-¿Qué les gustaría lograr con esas líneas reivindicativas y de acción?

-Una normalización en la identidad sexual. También pretendemos preservar nuestros derechos, algo que en los últimos años se ha conseguido con muchísimo esfuerzo. Algunos grupos políticos se han mostrado en contra de este avance social, pero la inmensa mayoría de formaciones políticas y de ciudadanos lo han apoyado y nosotros queremos conservarlos. Ante todo defendemos la igualdad de derechos entre las personas, que ser heterosexual no suponga un privilegio y ser homosexual no signifique llevar el distintivo de ciudadano de segunda clase.

¿Se han encontrado trabas a la hora de formar la asociación?

-Muchísimas, desde abusos de autoridad a malas caras, pero no nos achanta. No nos da miedo porque todo lo que estamos haciendo está dentro de la legalidad. Seguimos con fuerza y mucho ánimo. Además, la presión que soportamos es mínima frente al apoyo recibido. Desde el principio hemos contado con el respaldo de la Federación Española de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, tenemos un asesoramiento jurídico muy amplio y consolidado.

-¿Cuántas personas forman parte de esta agrupación?

-Existen 40 socios, pero superamos los 200 en el foro donde surgió la idea. En unas semanas, la asociación quedará finalmente registrada y legalizada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos