El precio medio de la hipoteca que pagan los segovianos se alza por encima de los 174.000 euros

Cada ciudadano desembolsa al mes una media de 873 euros, lo que representa el mayor capital por habitante de Castilla y León Sólo Valladolid tiene un importe más caro en la comunidad autónoma

ELENA RUBIO
Anuncio de una oferta de hipoteca en una entidad de ahorro de la capital segoviana. / ELENA RUBIO/
Anuncio de una oferta de hipoteca en una entidad de ahorro de la capital segoviana. / ELENA RUBIO

La principal preocupación de muchas familias segovianas sigue siendo el pago de la letra de la hipoteca todos los meses. El hecho de hacer frente a este desembolso cada vez es más complicado debido a las consecutivas subidas de los tipos de interés, lo que trae de cabeza a muchas economías domésticas. Una situación que no sólo se produce en Segovia, sino que es aplicable y extensible a otros puntos de España.

A pesar de que todos los estudios e informes apuntan a que durante este año que acaba de empezar se producirá una desaceleración en el mercado inmobiliario, esto no significa que el precio de los pisos vaya a bajar, sino que quizás se estanque o sufra un crecimiento más leve que cursos anteriores. Así lo reflejan los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de la Vivienda, de los que se desprende que el precio de los pisos en la provincia se elevaron el 3% durante el 2007, lo que supone un 1,8% menos que en el ámbito nacional.

A partir de este año se abren en la capital nuevas posibilidades de crecimiento gracias a la reciente aprobación parcial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que permitirá desarrollar bolsas de suelo para construir un gran número de pisos. La vivienda libre o la de protección darán al mercado inmobiliario segoviano una oferta que hasta ahora era casi inexistente en la ciudad y que se concentraba sobre todo en los municipios del alfoz.

Según los últimos datos que posee la Dirección General de Estadística de la Junta, relativos al mes de octubre, en Castilla y León se hipotecaron 6.296 fincas, más del 66% entre las provincias de Valladolid, León, Burgos y Salamanca. En Segovia se firmaron 633, lo que representa aproximadamente el 10% del cómputo total autonómico.

El importe medio de la hipoteca en Segovia se situó en los 174.705 euros, el precio más elevado de la región, sólo superado por Valladolid, que alcanzó los 223.754 euros. Una cifra muy por encima de las medias regional y nacional, que se quedan en los 171.659 y 170.872 euros, respectivamente. Muy por atrás del endeudamiento que sufren los segovianos se encuentran los sorianos, que se empeñaron por un importe medio de 129.213 euros, los leoneses, con 138.553, o los palentinos, que pagan una media de 139.029 euros.

Gasto mensual

Las familias segovianas tienen que dedicar una parte muy importante de su sueldo al pago de las letras de la hipoteca. Si en febrero del 2006 los segovianos invertían unos 675 euros para este destino, en octubre del 2007 la situación ha cambiado notablemente y ahora desembolsan una media de 873 euros cada mes.

Esta cantidad se coloca muy por encima de la media nacional, que desciende hasta los 681 euros, o la regional, la cual se sitúa en 518. Los casi 900 euros que cada segoviano dedica al pago de sus letras hacen que Segovia sea la provincia de Castilla y León que tiene prestado más capital por habitante, seguida de Valladolid con 719 euros. En el otro extremo de la tabla se encuentran, de nuevo, los sorianos, con 184 euros al mes, o los zamoranos que desembolsan 281 de mensualidad.

Más letras

A pesar de que el dinero prestado por las entidades bancarias es cada vez superior, los segovianos siguen adquiriendo bienes y tramitando cada vez más hipotecas. Según los datos de la Junta de Castilla y León, la provincia vuelve a encabezar la lista de la comunidad en cuanto al número de hipotecas constituidas por cada 100.000 habitantes.

Durante el pasado mes de octubre los segovianos firmaron 500, frente a las 430 que tramitaron los abulenses, las 326 en Burgos y las 321 de Valladolid. Zamora y Soria con 173 y 142, respectivamente, fueron las provincias con el menor número de hipotecas rubricaron en estos términos.

Cambios y cancelaciones

Durante este periodo también se produjeron modificaciones. A raíz de los números que ofrece el Gobierno regional, durante el pasado octubre en Castilla y León hubo una variación de condiciones de tipo de interés en 1.258 hipotecas, 1.019 por novación, es decir, por modificación de las condiciones del préstamo dentro de una misma entidad financiera.

En el caso de Segovia, el número de fincas con cambios se elevó hasta 71, sólo una de ellas por subrogación al acreedor. En cuanto a la naturaleza de las fincas, 69 de las modificaciones correspondieron a terrenos urbanos y dos a rústicos.

En la región también hubo 965 modificaciones de hipotecas relativas a viviendas, de las que únicamente 61 correspondieron a Segovia, muy lejos de las 233 realizadas en Valladolid, 193 en Salamanca o las 161 de León.

Otros 3.095 ciudadanos de la comunidad autónoma optaron por cancelar su hipoteca. En el caso de la provincia, durante octubre del 2007 hubo 254 cancelaciones, de las que 185 correspondieron a viviendas, 62 a fincas urbanas, cinco a rústicas y dos a solares. Estas propiedades canceladas se hicieron registralmente a través de la pertinente escritura e inscritas en los Registros de la Propiedad.