Un aumento de 8.865 metros en el edificio más alto de la capital

Edificio del Duque de Lerma. / GABRIEL VILLAMIL/
Edificio del Duque de Lerma. / GABRIEL VILLAMIL

El inmueble más alto de Valladolid (23 plantas), que estuvo a punto de ser demolido durante en el mandato de Rodríguez Bolaños por el estado de abandono, no ha escapado tampoco a la polémica judicial. En marzo del 2004, el Tribunal Superior anulaba la licencia que permitía levantar un piso de más en el Duque de Lerma, propiedad de Orecón. La oposición calculó que se «regalaron 8.865 metros cuadrados» de edificabilidad a la empresa tras una modificación puntual del PGOU. Por su parte, Orecón sostuvo que había llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento por el cual abonó 1,3 millones de euros por la compra de los derechos edificatorios correspondientes a varias parcelas situadas en la misma unidad de ejecución urbanística. Esta sociedad rehabilitó este edificio frente al Pisuerga y vendió los apartamentos. El ex concejal de Urbanismo García de Coca rechazó en el 2004 el cobro de plusvalías a los vecinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos