Mil palentinos y leoneses se unen contra la línea eléctrica de alta tensión entre Sama y Velilla

Vecinos de Guardo y Velilla participan en una manifestación en Puente Almuhey contra el trazado y en defensa de la montaña

JOSÉ CARLOS DIEZ
La manifestación recorre ayer Puente Almuhey. / J.  C. DIEZ/
La manifestación recorre ayer Puente Almuhey. / J. C. DIEZ

Numerosos vecinos de las localidades palentinas de Guardo y Velilla del Río Carrión participaron ayer una manifestación en la localidad leonesa de Puente Almuhey para protestar por la construcción de una línea de alta tensión entre Sama (Asturias) y Velilla, que proyecta Red Eléctrica de España. El recorrido se inició al mediodía de ayer en la travesía principal de la localidad leonesa y se prolongó durante casi una hora y media, tiempo en el que los cerca de mil participantes corearon numerosos eslóganes en contra de la instalación del tendido eléctrico. «Alta tensión, fuera de León» y «Menos voltaje y más paisaje» fueron las frases más coreadas durante la protesta, en la que el tráfico quedó interrumpido, formándose un gran atasco de vehículos.

Los manifestantes acompañaron sus gritos con decenas de pancartas, en algunos casos portadas por alcaldes de toda la comarca y por los habitantes de los pueblos afectados por el trazado eléctrico. Entre los alcaldes que acudieron se encontraba el regidor de Guardo, Juan Jesús Blanco, del PP. El alcalde de Velilla, Gonzalo Pérez Ibáñez, no acudió, aunque si lo hicieron numerosos vecinos. El regidor ha indicado que no puede adoptar una postura concreta en estos momentos, debido a que, según dijo, existe una falta de información importante.

Durante todo el recorrido, los participantes realizaron múltiples sentadas en señal de preocupación y de disconformidad con el proyecto de Red Eléctrica de España. Los argumentos que utilizan para oponerse a este trazado se basan en la destrucción que, en su opinión, se provocará en la comarca, ya que multitud de hectáreas de monte deberán ser taladas, así como el impacto visual que causarán las torres de alta tensión.

Al finalizar el recorrido, que estuvo amenizado por música popular leonesa, los manifestantes se concentraron en la rotonda que une las carreteras de Almanza, Cistierna y Guardo, que quedaron bloqueadas hasta que concluyó la lectura de varios manifiestos en contra de la línea eléctrica Sama-Velilla. En los escritos, que fueron muy aplaudidos, se señala el disgusto de los vecinos de los pueblos afectados por el paso de la línea, ya que consideran que el territorio ya posee un tendido La Robla-Velilla, instalada hace varias décadas, y que consideran una herida que nunca cicatrizará. «Una nueva línea de 400.000 voltios, más próxima a las poblaciones, acompañará a la existente y se llevará por delante nuestros montes, nuestra salud y el futuro de la montaña leonesa», indican los manifiestos.

En los escritos también se dejaba traslucir una seria preocupación por los pequeños pueblos por los que se levantará el tendido. «Un pueblo, una comarca y una gente pueden ser humildes y sencillos, pero tienen voz que debe ser escuchada. Si nuestros políticos son incapaces de dar soluciones a los problemas de nuestros pueblos, que no nos generen otros nuevos y que no se esfuercen en convencernos de las bonanzas de esta obra. Que busquen soluciones más imaginativas», enfatizaban también los escritos que circulaban ayer en Puente Almuhey.

Defensa de la montaña

Por último, se leyó una poesía en defensa de la montaña y en contra de la línea eléctrica, a la vez que se mostraron varias alegaciones al proyecto, que fueron firmadas por todos los asistentes para reafirmar su oposición a la instalación del tendido eléctrico Sama-Velilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos