Lenguaje rural

GAUDENCIO BUSTO GARCÍA

Quiero mostrar mi preocupación ante la proliferación de diccionarios que pretenden recoger palabras, frases y dichos sobre 'nuestro' entrañable lenguaje rural. Si para editarlos tienen que apoyarse en academicismos, que Dios acoja en su seno nuestro lenguaje rural. O se hacen pateando pueblos y hablando con gente mayor, o acabaremos confundiendo el chicharrón con el torrezno, la pajarilla aguanieves, con la marica (urraca) o con la quincera (avefría), o diremos que el pino rae... ¿más? Atentamente, un castellano al que le tocó medir, con la media fanega, bajo el bombo de la máquina aventadora, porque ésta no ensaca el grano, según se dice en el DCT (1ª ed.) y también ordeñar ovejas en el herradón, que se hacía en las 'cacharrerías'de Arrabal de Portillo porque, por aquí, nunca se ordeñaron ovejas en herradones de latón (según el DEPND)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos