El Juvenil planta cara en Bilbao al líder Danok Bat

FRANCISCO PRIETO

Victoria o derrota. Este año no hay termino medio para el Valladolid que ante el Danok Bat, primer clasificado, cayó por la mínima. Así se consumó la tercera derrota de la temporada y eso que durante mucho tiempo, pareció muy posible puntuar. El gol de Diego dio esperanzas, pero tras el descanso dos errores les dejaron sin premio.

Desde el arranque se pudo contemplar un choque muy equilibrado entre dos equipos con demasiado respeto. Se vivió en la medular una gran lucha y el cuero vivía mas en el aire que en el suelo gracias a unas defensas expeditivas

Justo en el ecuador de la primera mitad, llego la primera oportunidad que al fin y a la postre resulto certera. El delantero pucelano Kike rompió la monotonía y muy pícaro supo zafarse de su defensor, que le derribó. El máximo castigo lo transformo Diego y eso permitió al Valladolid reforzar aun mas sus posiciones, recoger la mayoría de los rechaces y mantener muy arriba su actitud defensiva.

A los 45 segundos de la reanulación la seriedad defensiva visitante hizo agua en una falta de coordinación entre los centrales. El recién incorporado Iñaki aprovecho el regalo y tras adentrarse solo en el área batió a Alberto. El gol espoleo a los vizcaínos y el Valladolid empezó a retroceder ante el empuje de sus oponente. Fueron momentos de inquietud y a pesar de las dificultades, Luis en el 55 pudo colocar el 1-2 en una buena ocasión en el segundo palo a la que solo le falto precisión en el remate.

A partir de ese momento los hombres de Paco de la Fuente recuperaron su posición, aunque el choque debido al enorme esfuerzo físico empezó a ser cada vez mas abierto. Cumplida la hora de encuentro, Iñaki puso a prueba los buenos reflejos de Alberto, y a continuación de nuevo Luis erró un mano a mano ante el cancerbero. En ese toma y daca salió victorioso el Danok Bat al anotar Eka a poco mas de un cuarto de hora para el final.