Irlanda, fuera del Mundial

EFE

Una grandísima selección argentina de rugby eliminó de la Copa del Mundo de Rugby Francia 2007 a la histórica Irlanda y completó el cuadro de clasificados para los cuartos de final.

Los Pumas no sólo entraron en la siguiente fase, sino que lo hicieron como primeros del grupo más difícil, el D, y le quitaron la primera posición a Francia, obligada ahora a jugar el próximo sábado ante la gran favorita, Nueva Zelanda, en Cardiff, y, en caso de ganar, a Australia en semifinales.

Los cuartos de final serán los siguientes: sábado 6 de octubre, Australia-Inglaterra, en Marsella, y Nueva Zelanda-Francia, en Cardiff; y domingo 7 de octubre, Suráfrica-Fiyi, en Marsella, y Argentina-Escocia, en la capital francesa.

El combinado argentino logró por segunda vez en su historia superar la primera fase y, conducida por un excepcional Juan Martín Hernández, demostró que es uno de los mejores conjuntos del mundo.

Además se reabre con más fuerza un debate: los sudamericanos no disputan ninguno de los dos grandes torneos del rugby internacional: el Tres Naciones, que lo juegan Australia, Nueva Zelanda y Suráfrica, y el Seis Naciones, en el que lo hacen Inglaterra, Francia, Gales, Escocia, Irlanda e Italia.

El capitán argentino, Agustín Pichot, reivindicó el derecho de su selección a participar en una de esas competiciones. El hecho de que la mayoría de los Pumas pertenezca a equipos ingleses y franceses facilitaría que la mejor selección americana jugara el torneo europeo.

Victoria de Sudáfrica

En el último encuentro de la primera fase, Sudáfrica batió, en el Grupo A, a los Estados Unidos por 50-15 en un encuentro disputado en la ciudad de Montepellier, con siete ensayos de los africanos por dos de los norteamericanos.

Sudáfrica pasa como primera clasificada del Grupo A por delante de Inglaterra, vigente campeona del mundo.