Las ventas de los vinos de la DO Toro crecen un 24% en el primer semestre del año

El incremento se ha registrado principalmente en los reserva, tintos jóvenes y robles

ALICIA PÉREZZAMORA

Los vinos de la Denominación de Origen Toro han experimentado un aumento de las ventas durante el primer semestre del año, concretamente de casi el 24%  en comparación con el mismo periodo del año anterior. Este incremento se ha registrado, sobre todo, en los vinos con la contra-etiqueta de reserva, tintos jóvenes y robles.

Por primera vez, los tintos con menos de un año de envejecimiento en barrica, los llamados tintos-robles, se contabilizan de forma separada de los tintos-jóvenes, aunque si se suman ambos y en comparación con los seis primeros meses de 2016, han experimentado un crecimiento en ventas del 35%.

El mayor despunte en las ventas ha sido para los vinos calificados como reserva, es decir, aquellos con un mínimo de tres años naturales de envejecimiento entre barrica (durante al menos 12 meses) y botella. Se ha pasado de vender 70.000 botellas a comercializar 132.500 botellas, lo que supone un 89,29% más, aunque su impacto en el mercado es inferior debido a una menor cantidad elaborada, según ha informado el Consejo Regulador de la Denominación de Origen.

También han crecido las ventas de los vinos blancos jóvenes y vuelven a disminuir las de los vinos calificados como gran reserva.

“Las cifras revelan la buena marcha de los vinos de la Denominación de Origen Toro, ya que normalmente el mayor crecimiento de ventas se experimenta durante el último trimestre del año”, consideran desde el Consejo Regulador.

Fotos

Vídeos