Tudanca pone rumbo a la Junta

Luis Tudanca, durante su intervención el sábado por la mañana. / Mariam A. Montesinos

El dirigente burgalés será reelegido este domingo como secretario regional del PSOE en un Congreso en el que se han asentado las bases del programa electoral

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZZamora

Luis Tudanca será reelegido este domingo como secretario general del PSOE de Castilla y León en la que será la última jornada del XIII Congreso Autonómico del partido. De esta forma, pone rumbo a la Junta de Castilla y León para las elecciones autonómicas de 2019, una vez que cierre el cónclave socialista que se ha desarrollado en Zamora de forma tranquila y que se espera que continúe con esta tónica durante la mañana de este domingo.

Más información

Será el número tres del partido a nivel nacional y secretario de Organización, el valenciano José Luis Ábalos, el encargado de la clausura y finalmente, el secretario general, Pedro Sánchez, no acudirá a la cita con los socialistas castellanos y leoneses debido a los actos en su agenda política que le mantienen estos días de visita en Cataluña.

La charla-coloquio sobre despoblación protagonizada por Virginia Barcones, viceportavoz del PSOE en las Cortes y próxima vicesecretaria general del partido en Castilla y León; las tres comisiones de trabajo en las que se dividió el debate de la Ponencia Marco y el plenario protagonizaron la tarde del sábado. Hoy será el turno en el Teatro Ramos Carrión de Zamora para la presentación de candidaturas de los órganos autonómicos, las votaciones y la proclamación de resultados.

Después de que la presidenta del Congreso, la eurodiputada vallisoletana Iratxe García, haga públicos los resultados, están previstas las intervenciones de Luis Tudanca, del expresidente de Castilla y León Demetrio Madrid y de José Luis Ábalos.

En las tres comisiones reunidas el sábado por la tarde, se plasmaron las propuestas que constituirán las bases del programa electoral del partido. Entre ellas, la reindustrialización de la comunidad para atacar los «enormes» desequilibrios territoriales, la defensa del cierre de Garoña y el mantenimiento de la actividad en las cuencas mineras, a las que se ha dedicado una parte importante de la Ponencia Marco del Congreso.

Se centrarán los socialistas también en la defensa de medidas sociales como la reversión de los recortes en los servicios públicos esenciales, especialmente en las ayudas de la Ley de Dependencia para las personas mayores, y en la lucha contra la violencia de género, la «peor lacra» social que entienden que existe actualmente.

En el modelo que quieren de partido, destaca su modernización como una formación más dinámica que logre conectar con la ciudadanía y con sus demandas. Para ello, quieren abrir las puertas de las sedes socialistas.

La número dos del partido, Adriana Lastra, fue la encargada el sábado de inaugurar el encuentro. En su intervención aseguró que esta es la oportunidad, después de 30 años, de que los socialistas gobiernen Castilla y León porque «esta región se lo merece». Se mostró segura también de que Luis Tudanca es un líder «indiscutible e incontestable».

Hoy de nuevo Tudanca se dirigirá al auditorio. Esta vez tras su reelección. El sábado ya aprovechó su presencia en el escenario para agradecer a los militantes de Castilla y León el lugar donde se encuentra. «Sé muy bien que estoy aquí gracias a vosotros», admitió, «a vosotros me debo y para mí es un honor serviros como un militante más, como el último militante de Castilla y León».

Se dirigió a los asistentes con cercanía y prometió y se comprometió a dejarse la piel para hacer del PSOE un partido «mejor y más grande».

En el balance de su gestión ante los socialistas, reconoció que los tres años al frente de la Secretaría General han sido «muy intensos y convulsos», los más duros que ha vivido el partido en la etapa democrática. Ahora cree que los socialistas están mejor y que el PSOE que volverá a liderar desde hoy está «más unido y fuerte».

«He intentado dirigirlo trabajando, en un momento que era muy complicado y que enfrentábamos las elecciones en un territorio muy complicado para el PSOE», afirmó. Sin embargo y a pesar de esta complejidad que considera mayor que en otras comunidades, destacó, en su repaso a los últimos tres años, que «por primera vez conseguimos quitar la mayoría absoluta del PP» en las elecciones autonómicas de 2015. Hoy se abre un nuevo periodo para él y para los socialistas de Castilla y León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos