La DO Toro celebra un acto en Madrid por su 30 aniversario

Feria del Vino de Toro/Mariam A. Montesinos
Feria del Vino de Toro / Mariam A. Montesinos

El Salón de Columnas del Círculo de Bellas Artes acogerá el evento, al que asistirán representantes del sector de la restauración y del mundo del vino

ALICIA PÉREZZAMORA

La Denominación de Origen Toro se vestirá de gala el 4 de diciembre para conmemorar sus 30 años como marca de calidad vitivinícola. El Salón de Columnas del Círculo de Bellas Artes de Madrid será la sede del evento, que será presentado por el periodista Fernando Ónega y que contará con la asistencia de representantes de la restauración madrileña, embajadores de los vinos de Toro, del sector productor y elaborador, miembros del Gobierno central y regional, así como integrantes del Consejo Regulador con su presidente, Felipe Nalda, a la cabeza.

El acto, según han explicado desde la DO, pretende convertirse en un reconocimiento público a la trayectoria seguida por los vinos de la Denominación de Origen Toro en sus tres décadas de existencia.

Las primeras alusiones a la producción vitivinícola en Toro se remontan a épocas prerromanas. En la Edad Media obtuvo privilegios reales que permitían su comercialización incluso en localidades donde su venta estaba prohibida. Además, según la información facilitada, los vinos de Toro viajaron con Cristóbal Colón en su descubrimiento de América gracias a la influencia del confesor de los Reyes Católicos y tutor de sus hijos, el obispo toresano Fray Luis de Deza.

En el siglo XX, en la década de los 70, comenzaron a darse los pasos para constituir la Denominación de Origen Toro, que se consiguió en 1987, cuando el Ministerio de Agricultura, Pesca y Calificación reconoció esta calificación publicándola en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Fueron siete bodegas las que tomaron la iniciativa con el objetivo de poner en valor los vinos que venían elaborando con la variedad autóctona Tinta de Toro y para tener un marchamo que fuera una garantía de origen y calidad para los consumidores.

La Denominación de Origen Toro se extiende por 62.000 hectáreas de terreno situadas al sureste de Zamora y el suroeste de Valladolid, y cuenta con 5.500 hectáreas de viñedo inscritas en el Consejo Regulador. Con 62 bodegas inscritas actualmente, tiene como retos de futuro, según han explicado desde la DO, el incremento de ventas para aumentar la cuota de mercado tanto a nivel nacional como internacional, «manteniendo el prestigio y la calidad de los vinos de Toro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos