La superficie quemada en el Parque Natural de los Arribes se acerca a las 2.000 hectáreas

Reunión del consejero con responsables de otras administraciones en la Casa del Parque de los Arribes. / El Norte

El consejero de Fomento y Medio Ambiente organiza con los alcaldes actuaciones para evaluar los daños y restaurar la zona

ALICIA PÉREZZAMORA

La superficie quemada en el Parque Natural de los Arribes del Duero por el incendio declarado el pasado sábado en Fermoselle se aproxima ya a las 2.000 hectáreas, aunque habrá que esperar a que sea extinguido para tener una perimetración exacta.

Durante la jornada de hoy, después de que el fuego bajara a nivel 1 en la noche de ayer, los medios de extinción han realizado labores de contención y enfriamiento de los puntos calientes para garantizar que las llamas no se reavivaran. El fuego ya está estabilizado en su perímetro y sin llama, según ha informado la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

El consejero, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana la zona para asistir a una reunión con los alcaldes de los municipios afectados y trazar un plan de acción. El objetivo ahora es identificar y evaluar los daños producidos y restaurar la superficie quemada.

En el encuentro, el responsable de la Junta ha informado sobre las medidas que se llevarán a cabo para la restauración de la zona durante los próximos meses y «la necesidad de colaboración de los ayuntamientos, la Diputación de Zamora y la Junta de Castilla y León».

Pidió también la colaboración de los particulares debido a que el incendio ha afectado casi en su totalidad a fincas privadas.

Suárez-Quiñones se ha puesto en contacto ya con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) para establecer la colaboración del Gobierno central en estas acciones.

Se pondrá en marcha también el inventario de infraestructuras que hayan sido afectadas por el fuego como caminos, sendas, carreteras y servicios.

Fotos

Vídeos