El subdelegado de Zamora visita la central hidráulica de Iberdrola en Ricobayo

El subdelegado del Gobierno, en el centro, durante la visita a la central hidráulica de Iberdrola en Ricobayo. /El Norte
El subdelegado del Gobierno, en el centro, durante la visita a la central hidráulica de Iberdrola en Ricobayo. / El Norte

Asiste a la reunión del Comité de Implantación del Plan de Emergencias de Presas

ALICIA PÉREZZAMORA

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, ha visitado este martes la central hidráulica de Ricobayo y el Centro de Operación de Cuenca, instalaciones que posee Iberdrola en la cuenca del río Esla a su paso por la provincia de Zamora.

También se ha reunido el Comité de Implantación del Plan de Emergencias de Presas (PIPEP), que coordina a las distintas administraciones y a la empresa para garantizar la seguridad de la población del ámbito de influencia de estas infraestructuras, según han informado desde la Subdelegación. El comité está integrado por representantes de Iberdrola, de la Administración autonómica, de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y de la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación del Gobierno.

Ramón Delpuy García, ingeniero jefe de la Dirección de Generación Hidráulica del Sistema Duero de Iberdrola, así como otros responsables y técnicos de la empresa, han acompañado durante la visita al subdelegado y han explicado el funcionamiento y las peculiaridades de estas infraestructuras.

Las centrales hidráulicas de Ricobayo I y II cuentan con una potencia nominal de 291 megavatios y forman parte del sistema Duero, al que pertenecen otras centrales hidroeléctricas relevantes como Aldeadávila, Villarino, Saucelle, Castro o Villalcampo.

Una de las singularidades de la presa de Ricobayo, según han explicado, es la regresión de su aliviadero de superficie, que en sucesivos vertidos en el periodo comprendido entre 1933 y 1939 erosionó casi un millón de metros cúbicos de roca, provocando una cazuela u olla de 100 metros de anchura y 100 metros de profundidad.

También han visitado el Centro de Operación de Cuenca, desde el que se realiza el control y la supervisión de las 17 centrales hidráulicas que Iberdrola tiene en la Cuenca del Duero. Su diseño responde al concepto de operación ‘telemandada’ de las instalaciones, ya que dispone de modernos sistemas informáticos y de comunicaciones que permiten la operación «segura y permanente las 24 horas del día los 365 días del año».

Temas

Zamora

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos