Procuradores regionales apuestan por la agricultura y la industria para el desarrollo de Zamora

Dos agricultores recogen uva en una pasada vendimia de Toro/LUIS CALLEJA
Dos agricultores recogen uva en una pasada vendimia de Toro / LUIS CALLEJA

Participan en un debate sobre el futuro de la provincia impulsado por la Organización de Profesionales y Autónomos

ALICIA PÉREZZAMORA

Procuradores de Castilla y León apuestan por la agricultura, la industria y el turismo como sectores estratégicos para el desarrollo y el futuro de la provincia de Zamora. Así lo han defendido hoy procuradores de todos los grupos políticos con representación en las Cortes, salvo Izquierda Unida, que han participado en el debate ‘Presente y futuro de Zamora. Economía, empleo y sociedad’, impulsado por la Organización de Profesionales y Autónomos (OPA) de Zamora y el Foro Empresarial Zamorano.

Cinco procuradores, Emilio Cabadas, del PP; Javier Izquierdo, del PSOE; María José Rodríguez Tobal, de Podemos; David Castaño, de Ciudadanos, y Luis Mariano Santos, de UPL, han debatido en el Parador de Turismo de la ciudad sobre la situación actual de Zamora y han puesto sobre la mesa sus conclusiones.

El procurador del PP Emilio Cabadas apuntó a la despoblación como problema fundamental de la provincia y apostó por la generación de empleo y de riqueza y por el desarrollo económico del medio rural para combatirlo.

Aseguró que desde el PP en las Cortes van a apostar por incentivar y ayudar más a los autónomos y por el turismo, un pilar que cree fundamental junto a la agricultura y el desarrollo de las cooperativas para la transformación de productos agrícolas y ganaderos en productos manufacturados. «Debe ser una prioridad que esa plusvalía, que ese valor añadido, se quede en Zamora», afirmó Cabadas.

El representante del Grupo Popular en el debate aseguró que Castilla y León es un ejemplo para muchas comunidades autónomas por la colaboración política y el «buen» clima institucional. «La realidad es una y tenemos que trabajar juntos para que Castilla y León y concretamente Zamora se desarrolle y no acabe despoblada», afirmó e hizo un llamamiento al resto de los grupos para trabajar todos juntos porque «la despoblación es un problema muy serio que el Partido Popular por sí solo no puede resolver».

El presidente del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes, Javier Izquierdo, planteó la «necesaria» reindustrialización de la comunidad porque cree que invertir en industria es «la mejor palanca para que el conjunto de los sectores económicos crezcan». Por este motivo, los socialistas apuestan por la inversión de 350 millones de euros en I+D+i por parte de la Junta y que haya una colaboración público privada en la investigación.

Izquierdo mostró preocupación por los «enormes» desequilibrios territoriales que cree que existen en la comunidad, con territorios que no van mal en cuanto a indicadores de actividad económica, empleo e industria, y otros que «llevan años quedándose más a la zaga».

En este sentido, reclamó a la Junta que ponga en marcha planes para afrontar esos desequilibrios. «Hay que abordar ya como uno de los desequilibrios prioritarios el que padece la provincia de Zamora con un plan de dinamización específico, con una dotación en un momento inicial de 3 millones de euros», defendió durante el debate.

Además, considera que la Junta debe primar la rentabilidad social «y no tanto la rentabilidad económica» en el apoyo a las nuevas empresas.

La procuradora de Podemos María José Rodríguez Tobal apuntó a las políticas del Partido Popular durante 30 años como «el verdadero problema que tiene Castilla y León y Zamora». Puso sobre la mesa propuestas como apoyar al pequeño comercio para fomentar los establecimientos de proximidad y establecer un impuesto sobre los grandes establecimientos comerciales, así como la creación de un registro de negocios del medio rural para aquellos que no tengan asegurado el relevo generacional.

Propuso además fomentar canales de distribución alimentaria comarcal de productos locales,  incentivar que los trabajadores públicos, en especial sanitarios y docentes, se instalen en el medio rural en el que trabajan y ventajas fiscales para las personas que residen en municipios de menos de cien habitantes.

Por su parte, David Castaño, de Ciudadanos, cree que la provincia tiene un sector servicios «importante» y destacó su buena localización en el mapa si se tiene en cuenta la proximidad de Portugal. Apuesta por impulsar el cooperativismo y la comercialización y transformación del producto fresco. «Debemos cerrar la cadena de valor de todos los productos zamoranos, dejar aquí la plusvalía y apostar por la industria», manifestó convencido de que Zamora tiene un músculo industrial muy importante. «Apostemos por él y trabajemos por él», concluyó en su intervención.

También participó en el debate en Zamora Luis Mariano Santos, procurador de la Unión del Pueblo Leonés (UPL), para quien es fundamental fortalecer y potenciar el centro logístico de Benavente y apostar por el sector primario que tiene la provincia, «un sector agroalimentario muy importante que debemos fortalecer».

Son las dos claves, aseguró, «para que cambie la tendencia de los últimos 30 años en los que Zamora se ha convertido, junto con León y Salamanca, en el patito feo de una comunidad autónoma gobernada por el Partido Popular».

Fotos

Vídeos