Una plataforma quiere a unir a los afectados para reclamar en conjunto a la concesionaria

El abogado zamorano Antonio Rodríguez. /
El abogado zamorano Antonio Rodríguez.

El abogado zamorano Antonio Rodríguez, que estuvo retenido en la AP-6, recogerá los datos de los interesados y presentará una demanda civil colectiva

ALICIA PÉREZZAMORA

Antonio Rodríguez es abogado y estuvo atrapado en la AP-6, en el viaducto de Arenales (Segovia), desde las seis de la tarde hasta que llegó a Zamora a las nueve de la mañana. Ahora ha decidido crear una plataforma de afectados, afectadosporlanevada.es, para unir al mayor número de personas que compartieron con él las consecuencias del atasco y tomar medidas judiciales.

Más información

Desde esa misma noche, en la que compartió su enfado y malestar en la red social Twitter, han sido muchos los mensajes privados que ha recibido. El primer paso será registrar la plataforma para intentar recoger los datos del mayor número de afectados posible y representarlos en su conjunto. Entre ellos, estará él mismo como afectado y será un compañero del despacho DyR Abogados, José Hernández, quien se encargue de llevar el caso.

«Yo estoy lo suficientemente indignado como para no ser el abogado adecuado», asegura Antonio Rodríguez, quien explica que será un mes aproximadamente el tiempo que tarden en recoger los datos de todas las personas que quieran unirse a la plataforma.

También recogerán las circunstancias de cada afectado y las pruebas que pueda aportar cada uno de ellos para reclamar en su nombre. Después, plantearán la correspondiente demanda civil por daños contra la empresa concesionaria, Iberpistas, y de forma subsidiaria contra el Estado, según explicó.

El despacho ha optado por la vía civil porque el precedente más inmediato que existe resolvió por esta vía. Se trata de una sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos sobre un caso que Antonio Rodríguez entiende «similar» en el año 2014 y que condenó a la empresa concesionaria por daño moral a pagar 150 euros a cada uno de los conductores afectados por una nevada en la provincia burgalesa.

Esta sentencia supone para Rodríguez un precedente de una situación similar, por lo que ve posibilidades en la demanda civil que plantearán. «El caso no es idéntico, tiene muchas similitudes, pero habrá que ver las horas, las circunstancias y estudiar el caso concreto».

Aunque formalmente todavía los afectados no han podido inscribirse en la plataforma, Antonio Rodríguez asegura que mucha gente ha manifestado su voluntad de apuntarse y que intentarán contestar todos los mensajes privados que siguen recibiendo de afectados.

El abogado considera «indignante» que se haya dicho que se debe a una imprudencia de los conductores porque, en su caso, asegura que miró el estado de la AP-6 y de la A-6 antes de salir de Madrid y «estaban abiertas y sin ningún tipo de aviso».

«No se puede imputar a los particulares la responsabilidad que corresponde a la Administración y a la concesionaria. Me parece indignante porque nos condujeron hacia allí y nadie puso ninguna advertencia. No se puede responsabilizar a los usuarios de la imprevisión, la mala gestión y la mala actuación por parte de la Administración y la concesionaria. Me parece indignante», sostiene molesto el zamorano.

Denuncia además que lo peor es que la sensación era de «descontrol» y de pensar «no hay nadie al frente y el barco se está hundiendo, pero no hay capitán».

«Se veía el esfuerzo personal de algunas personas y hay que agradecerlo, pero no se veía ninguna coordinación de ningún tipo», afirma.

En el lado positivo y frente a lo «horroroso» de la situación, sitúa el abogado la experiencia humana y cómo la gente, en esas circunstancias, se solidariza y empujaron coches en los que iba una persona sola o compartían vehículo para no quedarse sin combustible. «Ese tipo de cosas son reconfortantes con la especie humana, pero el precio que hemos pagado por tener esa sensación que conste que es muy extensivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos