Crimen de Castrogonzalo

El pastor no ha contactado aún con su hijo, pero «no le guarda rencor»

El menor detenido por el asesinato de Leticia Rosino./Atlas
El menor detenido por el asesinato de Leticia Rosino. / Atlas

El letrado del padre del menor investigado por el asesinato de una joven en Castrogonzalo asegura que no había «confrontación» entre ambos

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZZamora

No ha habido comunicación todavía entre el pastor de Castrogonzalo y su hijo ingresado el pasado domingo en el Centro Zambrana de Valladolid como presunto autor del asesinato de la joven Leticia Rosino, de 32 años. Pero esto no quiere decir que esa relación familiar se haya roto ni que hubiera «una relación de confrontación entre ambos» previa a los hechos, según aseguró el abogado del padre, Marco Antonio Furones, sino a que tan solo ha existido un contacto telefónico con la familia y se ha entablado por parte de una de las hermanas del menor.

Asegura el abogado que el pastor, que estuvo detenido durante 48 horas y que después quedó en libertad sin cargos, no guarda rencor a su hijo por haberle señalado como autor del crimen. «Se ve acorralado y en ese momento es cuando incrimina a su padre, pero lo hace como podría haber acusado a cualquiera que estuviera delante. Esta acusación ha sido tomada por el padre sin ningún tipo de rencor. No piensa que le haya tratado de traicionar, sino como una reacción hasta cierto punto, en esas circunstancias, que es comprensible. Es una reacción natural de exculparse», explica el letrado.

Respecto a la relación que mantienen padre e hijo, el abogado la enmarca en un clima de unos chavales que no viven con su madre y que han trabajado ayudando en la explotación familiar. También explica que el carácter del padre sí que podría ser rudo y que el adolescente podría ser algo conflictivo, pero que «no había un enfrentamiento para decir que le ha acusado porque se llevaba muy mal».

Reprimendas públicas

También explica que el padre nunca ha ocultado si tenía que corregir y reprender a su hijo. «Lo hacía delante de personas y como algo normal. Si le tenía que reprender o decirle alguna cosa, lo hacía porque era muy mal estudiante y un chaval quizás algo difícil».

Está convencido también el abogado Furones de que el padre irá a visitar al hijo ingresado en el Centro Zambrana una vez que se normalice el régimen de posibles visitas y también cuando pase un tiempo porque ahora mismo la familia «está en shock por esta situación».

Incide el abogado en que le gustaría que quedara claro que el hombre que es pastor de profesión no ha tenido ninguna responsabilidad penal en el crimen de Leticia Rosino, que fue encontrada muerta en la madrugada del viernes en un terraplén a las afueras del municipio de Castrogonzalo.

«Oí en una manifestación que decían que si había miedo. No debe haber miedo; puede haber rabia, indignación, dolor, pero miedo no, porque la Guardia Civil ha hecho un trabajo extraordinario», manifestó el letrado. «Mi cliente no tiene responsabilidad, es un crimen horrible, horroroso, y él está consternado porque es una situación dramática», incidió el abogado.

La investigación sobre las circunstancias que rodearon el crimen de la joven Leticia Rosino Andrés, asesinada cuando paseaba la tarde del pasado jueves por el término de Castrogonzalo continúa abierta. El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, explicó ayer que no le constaba que el caso estuviera cerrado. «La Guardia Civil continúa haciendo averiguaciones sobre los flecos que faltan y hasta que su señoría lo determine», afirmó. Respecto de esta investigación, el subdelegado subraya que se realiza, desde un primer momento, «de forma muy rigurosa y siempre en el respeto de la presunción de inocencia», en un caso, puntualiza, «especialmente sensible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos