Un menor vecino de la pareja zamorana asesinada en Bilbao, presunto instigador del crimen

Multitudinaria despedida del matrimonio zamorano, que fue asesinado en Bilbao /I. Pérez
Multitudinaria despedida del matrimonio zamorano, que fue asesinado en Bilbao / I. Pérez

El barrio de Otxarkoaga, donde residían Lucía y Rafael despidió consternado al matrimonio fallecido

AINHOA DE LAS HERASBilbao

El tercer implicado en el doble crimen de Bilbao, un menor de 16 años, era vecino de las víctimas. El joven, que sabía que la Policía le buscaba, fue arrestado en las cercanías de la subcomisaría de Zabalburu, en Bilbao, a la que se dirigía con el fin de entregarse. Varios agentes tenían controlado su domicilio por si realizaba algún movimiento extraño, a la espera de contar con la pertinente orden de detención.

Los dos primeros detenidos, según han declarado miembros de su entorno, habrían dormido en su casa la noche anterior al asesinato del matrimonio, cometido según la autopsia entre las nueve y las diez de la mañana del pasado jueves. Allegados a los jóvenes atribuyen a este tercer implicado la presunta planificación de los robos.

Los investigadores creen que él fue quien les marcó el objetivo y que pudo llegar a realizar labores de vigilancia fuera de la vivienda, aunque fueron los otros dos detenidos, de 14 años de edad, los que accedieron al domicilio de Rafael y Lucía con intención de robar y les asesinaron.

La Fiscalía de Menores decidió ayer prolongar la detención de este tercer joven arrestado. El chico, de 16 años y sin antecedentes penales podría permanecer «probablemente hasta el miércoles» en dependencias de la Fiscalía, según las mismas fuentes. Entonces, la fiscal deberá decidir si ordena el ingreso del joven en el centro cerrado de Zumarraga, como los otros dos detenidos, de 14 años, o queda en libertad y en qué situación. La prórroga en el arresto de un menor es una decisión poco habitual, según los medios consultados.

Registro en los tres domicilios

Estos fueron ya arrestados el pasado domingo, tan solo tres días después de los hechos, y se encuentran a disposición de la Fiscalía de Menores, a donde llegaron en un vehículo oficial sin distintivos. Tras prestar declaración durante varias horas, la fiscal ordenó el ingreso de ambos en el centro de internamiento de menores de Zumárraga. Tras perpetrar supuestamente el asalto mortal, el primero de los acusados se había refugiado en casa de unos familiares en Balmaseda, donde fue arrestado sobre las 14:30 horas del domingo.

Su cómplice, en paradero desconocido desde días antes, fue localizado por su propia familia sentado en un banco y bajo el efecto de tranquilizantes mezclados con alcohol. Según sus parientes, le inquietaban las posibles represalias. La madre pactó con la Ertzaintza su entrega en una gasolinera de la capital bilbaína.

Agentes de la Policía Científica y del Servicio de Investigación Criminal Territorial de Bizkaia (SICTB) participaron ayer por la mañana en el registro de los domicilios de los tres detenidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos