La materia sobre seguridad y defensa que el Gobierno quiere llevar a los colegios divide a las Cortes

La materia sobre seguridad y defensa que el Gobierno quiere llevar a los colegios divide a las Cortes

El PP defiende el proyecto, PSOE, Ciudadanos y Podemos piden consenso con la comunidad educativa e IU cree que es «un intento de adoctrinamiento en valores militares»

ALICIA PÉREZZAMORA

División en las Cortes de Castilla y León respecto a la materia sobre seguridad y defensa que el Gobierno quiere hacer llegar a los colegios, aunque aún sin fecha prevista. Es la panorámica que muestran los portavoces de Educación de los diferentes grupos políticos en el hemiciclo autonómico al valorar el proyecto 'Conocimiento de la Seguridad y la Defensa en los centros educativos', elaborado por los ministerios de Educación y Defensa.

Así, mientras el PP defiende el proyecto impulsado desde el Gobierno, PSOE, Ciudadanos y Podemos demandan que se acuerde con la comunidad educativa y el portavoz de Educación del Grupo Mixto y procurador de IU, José Sarrión, muestra su rechazo total a un proyecto que cree que es «un intento de adoctrinamiento en valores militares».

De forma positiva valora el portavoz de Educación del Grupo Popular, Jesús Alonso, las diez unidades didácticas, «elaboradas por expertos», que pondrán los ministerios en manos de los maestros «que quieran utilizarlas como material de apoyo a la labor docente». Recalca que no tienen carácter obligatorio, sino que son materiales complementarios que se ponen a disposición de los equipos docentes para que los utilicen si los consideran oportuno.

«No se trata de complementar el currículum, sino de un material de apoyo», sostiene Jesús Alonso, quien entiende positivo el objetivo de dar a conocer a los alumnos la función de las Fuerzas Armadas «en un sistema democrático, con un Estado de Derecho y con su misión constitucional».

El portavoz de Educación del PSOE en las Cortes, Fernando Pablos, se muestra a favor de que cualquier cuestión de currículo en el ámbito educativo sea consensuada. «Los socialistas no nos negamos a que en el ámbito educativo haya ningún tipo de currículo que sea acordado, que eso es lo importante», considera.

Cree el portavoz socialista que los contenidos de las asignaturas tienen que tener un amplio consenso de los miembros de la comunidad educativa, especialmente del profesorado y de las personas vinculadas a la pedagogía, quienes deben marcar cuál es la forma de educar a los más pequeños, según el procurador.

Fernando Pablos quiso mostrar además el «absoluto» respeto del PSOE a las Fuerzas Armadas constitucionales, «de las que nos sentimos orgullosos porque fundamentalmente las misiones internacionales que llevan haciendo durante años han dado una imagen excelente de España».

Desde el Grupo Parlamentario de Podemos, la portavoz de Educación, Lorena González, explicó que les gustaría que el Ministerio de Educación, «en lugar de llegar a acuerdos con su homónimo en Defensa», llegase a acuerdos con la comunidad educativa y con el resto de grupos políticos para consensuar «una ley educativa inclusiva y equitativa, que no deje a nadie en la cuneta».

«Educar a los alumnos en valores democráticos del respeto, del acuerdo y la fraternidad pasa porque el Partido Popular abandone su política de ordeno y mando y empiece a escuchar a la sociedad. Creemos que es un error sustentar los temarios en acuerdos con el Ministerio de Defensa y no con la comunidad educativa», afirma e incide en que a Podemos le hubiese gustado que el PP hubiese consensuado el proyecto con la comunidad educativa, «en vez de hacer un nuevo alarde de opacidad».

Respecto a los contenidos, aseguró que les parece bien acercar al alumnado el conocimiento «de nuestro país, de nuestras banderas y de nuestras instituciones», aunque temen que el PP «aproveche el sistema educativo para ofrecer su propia visión y un alto contenido ideológico a nuestro alumnado».

También demanda consenso en este asunto Ciudadanos. La portavoz de Educación de la formación, Belén Rosado, cree que este tema y otros problemas que cree más importantes de la educación, como el abandono escolar, el bullying, los malos resultados que tienen algunas comunidades en el informe PISA, la inversión por alumno o la EBAU, tienen que acordarse en el Pacto de Estado por la Educación, en el que espera que vuelvan a sentarse las fuerzas políticas.

 «Temas de este tipo, de este calado, está claro que tienen que estar consensuados con toda la comunidad educativa y con las asociaciones de padres y madres, con los profesores y con las fuerzas políticas. Tiene que haber un consenso a la hora de llevar un tema tan importante a las aulas», explica Belén Rosado, quien entiende que es necesario dialogar y consensuar dentro de ese pacto a nivel nacional.

Más crítico, sin embargo, se muestra el portavoz de Educación del Grupo Mixto, José Sarrión, quien cree que se trata de «un intento de adoctrinamiento en valores militares».

«Nos parece que es una forma muy burda de adoctrinamiento», manifestó Sarrión, ante «una recuperación de un proyecto que nos recuerda a otros tiempos y que en el fondo lo que hace es introducir valores militaristas en colegios de Primaria».

El procurador autonómico aseguró que es algo con lo no están de acuerdo «de ningún modo» y recordó que hace un año se puso en marcha una campaña desde el área de Educación de Izquierda Unida de Castilla y León en contra de la introducción de valores militares en la Educación Primaria y Secundaria a raíz de un concurso que se hace cada año desde la Junta.

Defiende que el currículo sobre seguridad y defensa propuesto es «completamente inaceptable» para Primaria y destaca como un elemento «muy grave» el hecho de que se tiende a asociar en estos currículos, según sus declaraciones, «inmigración con amenaza», al hablar de los flujos migratorios irregulares como un peligro para la política de seguridad.

Temas

Zamora

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos