Un fuego mantiene en vilo a la comarca de Aliste y obliga a evacuar Bermillo de Alba

Columnas de humo del incendio que mantiene en vilo a la provincia de Zamora- / EFE

El pueblo ha sido desalojado por la llegada del humo y el peligro de que sea alcanzado por las llamas

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZ

Un fuego que se ha originado hoy en la localidad zamorana de Pino del Oro y que ha alcanzado el nivel 2 de peligrosidad mantiene en vilo a la comarca de Aliste y ha obligado a desalojar Bermillo de Alba, perteneciente al municipio de Fonfría y con un centenar de habitantes censados. El pueblo ha sido desalojado por la llegada del humo y el peligro de que pueda ser alcanzado por las llamas, según la información facilitada desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Más información

Los habitantes son trasladados al pabellón de Muelas del Pan, donde se cuenta con el apoyo de Cruz Roja y el puesto de mando avanzado.

Declarado a las 12:22 horas en una zona entre Pino del Oro y Castro de Alcañices, en dirección a Fonfría y Bermillo de Alba, las llamas han arrasado un área de matorral, pasto, encina y cultivo.

El viento que sopla en la zona, en la que en estos momentos trabajan 200 efectivos, dificulta las labores de extinción y el fuego ha obligado a cortar en ambos sentidos y durante horas la N-122 a la altura de Fonfría, carretera hasta la que llegaron las llamas.

Además, el incendio ha afectado al tendido eléctrico de Pino del Oro y los vecinos de esta localidad han estado sin luz ni agua, ya que las bombas no funcionaban, según explicó el alcalde, Jesús Ángel Antón.

El regidor de Pino del Oro ha explicado que los vecinos viven con preocupación e intranquilidad esta situación porque ha habido momentos en los que parecía que los medios de extinción dominaban el fuego, pero éste volvía a reavivarse por el viento.

«Los medios están funcionando al 100%, avionetas y helicópteros, pero mientras van a cargar, haciendo viento como hace, vuelve otra vez a reavivarse. Esperemos que lo controlen», ha manifestado el alcalde.

Numerosos efectivos del servicio de extinción de incendios de la Junta de Castilla y León, con el apoyo de medios del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), trabajan en el incendio. También se ha constituido el Centro de Coordinación Operativo Integrado (Cecopi) con la colaboración de la Subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil y Protección Civil autonómica y nacional.

Trabajan en la zona tres técnicos, ocho agentes medioambientales, helicópteros de Villaralbo, Villardeciervos, Rosinos, Guadramiro, La Iglesuela y Tabuyo, dos aviones anfibios de Matacán, dos aviones de carga en tierra de Rosinos, un helicóptero bombardero de Plasencia, cinco cuadrillas de especialistas en la lucha contra incendios, dos brigadas de refuerzo de incendios forestales, seis retenes de maquinaria, ocho autobombas, siete cuadrillas de tierra, una dotación de bomberos municipales, la unidad de intervención UME, una dotación de bomberos de la Diputación Provincial y el puesto de mando avanzado de dirección de extinción, según los datos facilitados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Fotos

Vídeos