Detenidas en Sanabria dos personas como supuestas autoras de estafa y usurpación de estado civil

Una agente de la Guardia Civil trabaja con un ordenador. /El Norte
Una agente de la Guardia Civil trabaja con un ordenador. / El Norte

Actuaban a través de la compraventa por Internet de productos tecnológicos con datos falsos

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZ

La Guardia Civil de Zamora ha detenido a dos personas como supuestas autoras de un delito de estafa y otro de usurpación de estado civil.

La detención se llevó a cabo después de que la Guardia Civil tuviera conocimiento de varias estafas y usurpaciones de identidad que se estaban realizando desde una localidad de la comarca zamorana de Sanabria.

Fruto de  las  investigaciones, la manifestación de los testigos y de las indagaciones realizadas, se llegó a la identificación de dos personas, un varón y una mujer de 35 y 25  años respectivamente, residentes en Sanabria.

Los agentes procedieron a su detención como supuestos autores de  un delito continuado de estafa y otro de usurpación de estado civil.

Además, se encontraron terminales de teléfono y tablet antes de que fueran puestos a la venta.

Según la Guardia Civil, los detenidos se dedicaban a sondear páginas de Internet dedicadas a la venta de productos de segunda mano y se interesaban principalmente por productos tecnológicos como móviles, tablet y ordenadores portátiles.

Una vez que el detenido veía algún producto de interés, contactaba con el vendedor a través de mensajería de WhatsApp, «ofreciéndole como datos propios de identidad, nombres y filiaciones de otras personas». Estas identidades eran  sacadas  de cartera de clientes que tenía en su poder de su etapa de trabajador en una empresa del sector energético, según la información facilitada desde la Comandancia de Zamora.

Una vez que se acordaba el precio y la forma de pago, que siempre era por transferencia bancaria, y realizada la trasferencia y mandada copia de la realización al vendedor, ésta era anulada, con lo que el objeto comprado era enviado y el vendedor nunca recibía su dinero.

Además, y una vez que tenían los productos en su poder, los ponían nuevamente a la venta,  en la web, «con precios muy atractivos para realizar una venta rápida, cobrando en mano  y fuera del domicilio habitual para no levantar sospechas».

Las diligencias y los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera instancia e Instrucción de Puebla de Sanabria, que decretó la libertad con cargos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos