El CRAS de Villaralbo recibió más de 250 animales el año pasado

Nutria en el zoo de Zúrich
Nutria en el zoo de Zúrich / Steffen Schmidt

Las entradas al centro se han incrementado en los primeros meses de 2017

ALICIA PÉREZZAMORA

El Centro de Recepción de Animales Silvestres (CRAS) de Villaralbo, perteneciente a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, acogió 251 ejemplares de 44 especies diferentes a lo largo del año pasado.

Estas cifras suponen un 20% menos que en 2015. Además, en los primeros meses de 2017 se ha producido un incremento de entradas, a pesar de que la reproducción de muchas especies, en especial las aves, ha sido mala este año como consecuencia de la sequía.

Entre las especies más llamativas que han pasado por el centro se encuentran cuatro nutrias, dos de ellas procedentes del río Duero a su paso por Zamora. De estos cuatro ejemplares, tres fueron liberados en el medio natural tras una corta permanencia en el centro.

Gestionado por la Fundación Patrimonio Natural, tiene como objetivo efectuar labores de recuperación de animales que se encuentran enfermos o que, como consecuencia de un accidente, resultan lesionados para finalmente reintegrarlos en su medio natural. Otras labores que lleva a cabo el centro son controlar determinadas enfermedades que afectan a los animales silvestres y colaborar en el seguimiento del estado sanitario de la fauna silvestre de Castilla y León.

Las causas de ingreso son muy variadas, pero destaca el gran número de pollos recogidos por particulares, que cada vez están más concienciados sobre la importancia de conservar nuestra fauna, según han explicado desde la Junta de Castilla y León. Especial mención hay que hacer de las crías de búhos y lechuzas, ya que en la mayoría de los casos las entradas se producen por error, al recogerse animales que la gente piensa que están abandonados. Estas especies tienen la peculiaridad de que abandonan el nido antes de poder volar y se dispersan por los alrededores para ser alimentados por los padres hasta su completo desarrollo.

El CRAS de Villaralbo se puso en funcionamiento en 1983 y es uno de los más antiguos de Castilla y León, aunque se han hecho reformas en el centro. Además de la renovación de todo el sistema eléctrico, se ha mejorado el suministro de agua, se han renovado los congeladores y las neveras existentes y se han reformado los suelos de las halconeras. En total, ha supuesto una inversión de más de 12.000 euros.

Fotos

Vídeos