La campaña de incendios en Castilla y León, en valores «razonables»

El Consejero de Fomento y Medio Ambiente Juan Carlos Suárez Quiñones en Zamora/
El Consejero de Fomento y Medio Ambiente Juan Carlos Suárez Quiñones en Zamora

El consejero de Medio Ambiente visita en Bretocino los trabajos forestales y de prevención que realizan cuadrillas del Plan de Empleo Forestal Local

ALICIA PÉREZZAMORA

La campaña de incendios en Castilla y León se sitúa en valores «razonables» respecto a la previsión que tiene la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Así lo ha asegurado el consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien ha explicado que, hasta el momento, se ha desarrollado sin daños personales y que los daños materiales «tampoco han sido especialmente graves».

Sin embargo, ha asegurado que este año el peligro de que los focos se reaviven es mayor por la sequedad del terreno, la sequedad del arbusto y los vientos. Estos factores hacen «muy difícil» declarar totalmente extinguido un incendio, según ha afirmado.

El consejero ha hecho estas declaraciones durante su visita a los trabajos forestales y de prevención de incendios que realizan dos cuadrillas del Plan de Empleo Forestal Local en la zona recreativa de la localidad zamorana de Bretocino, en la comarca de Benavente.

Durante la visita, aseguró que los incendios se pueden evitar «muy fácilmente» porque, de cada 100 incendios, 93 son provocados por el hombre, bien por una actividad consciente y voluntaria o por una actividad imprudente. Considera Suárez-Quiñones que hay que tomar precauciones para no poner en riesgo el patrimonio natural ni provocar riesgo físico para las poblaciones del medio rural.

El consejero ha pedido la colaboración de los ciudadanos tanto en el caso de que vean un foco de humo, con su llamada al 112, como si tienen algún indicio o prueba de quién provoca voluntariamente los fuegos. «Que lo pongan en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para acabar con estos incendiarios que acaban con nuestro patrimonio natural», ha manifestado.

Durante la visita, Juan Carlos Suárez-Quiñones ha estado acompañado por la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, y el alcalde de Bretocino, Ambrosio Fidalgo. Han comprobado los trabajos que han realizado dos cuadrillas del Plan de Empleo Forestal Local, puesto en marcha en 2016 por la Junta de Castilla y León y las diputaciones.

El objetivo del plan es la limpieza de las zonas exteriores a las localidades para que estén limpias. Entre los motivos, tanto el embellecimiento como que los pueblos estén más protegidos de los fuegos.

Este año, la iniciativa de la Administración regional cuenta con un presupuesto total de 5,1 millones de euros, concretamente 3,3 millones de la Junta de Castilla y León y 1,8 de las diputaciones.

Permitirá contratar este año a un total de 318 trabajadores, que se dividirán en 59 brigadas y realizarán labores forestales durante seis meses. El año pasado, se contrató a 334 personas a través de este programa, que llegó a 1.570 localidades de Castilla y León.

En Zamora da empleo a 45 trabajadores y hay ocho cuadrillas, según explicó la presidenta de la Diputación. Por su parte, el alcalde de Bretocino, Ambrosio Fidalgo, y vecinos que acudieron a la zona recreativa junto al río Esla aprovecharon la visita para pedir una playa fluvial y el adecentamiento del camino que lleva a esta zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos