La DO Arribes cierra 2017 con un aumento del 26,74% en su producto certificado

Viticultores de la Denominación de Origen Arribes. /El Norte
Viticultores de la Denominación de Origen Arribes. / El Norte

Los tintos de crianza son los vinos más comercializados por la Denominación de Origen, que ha celebrado su décimo aniversario

ALICIA PÉREZZAMORA

La Denominación de Origen Arribes ha cerrado el año 2017, en el que ha celebrado su décimo aniversario, con un récord de ventas y un crecimiento del 26,74%.

La DO comercializó el año pasado un total de 512.056 botellas, un número muy por encima de las 404.023 botellas de 2016, según los datos facilitados desde el Consejo Regulador.

Las bodegas y viticultores de la comarca vitivinícola, situada al oeste de las provincias de Zamora y Salamanca, han logrado que los vinos, producidos en un paraje medioambiental tan singular como es Arribes del Duero y con variedades perfectamente adaptadas al entorno, «hallan traspasado nuestras fronteras y sean unos de los vinos más demandados en el panorama internacional».

Destacan también desde la Denominación la presencia que día a día se ve aumentada en el territorio nacional, consolidando mercados y consumidores que cada día se ven más interesados «en la gran calidad y tipicidad de nuestros vinos», según aseguran.

Por tipos de vinos, los tintos de crianza han supuesto 287.284 botellas y son los vinos más comercializados de los amparados por la Denominación de Origen.

Las ventas de los tintos, tanto jóvenes y robles como reservas, han supuesto 112.789 y 30.234 botellas respectivamente.

Además, la comercialización de blancos y rosados ha alcanzado cifras superiores a años anteriores. Los blancos se sitúan en 40.567 botellas y los rosados, en 41.192, según ha explicado el director técnico de la DO Arribes, Carlos Capilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos