La antigua casa del médico de Morales del Vino espera inquilinos

El alcalde de Morales del Vino, Miguel Ángel Piorno, en el exterior de la vivienda rehabilitada. /EL NORTE
El alcalde de Morales del Vino, Miguel Ángel Piorno, en el exterior de la vivienda rehabilitada. / EL NORTE

Ocho familias del municipio, interesadas en optar al alquiler social de la vivienda rehabilitada a través del programa 'Rehabitare'

ALICIA PÉREZZAMORA

Morales del Vino es uno de los municipios en los que se ha recuperado una vivienda a través del programa 'Rehabitare 2016', de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. En la localidad zamorana, la vivienda propiedad del Ayuntamiento que ha sido rehabilitada es la conocida como la casa del médico.

En ella vivió durante los periodos de verano el médico de Atención Primaria del pueblo, que está a unos siete kilómetros de la capital, tiene unos 3.000 vecinos y es el cuarto de la provincia con un mayor número de habitantes.

Morales del Vino es además el pueblo con más renta media de Zamora, pero eso no quiere decir que no haya familias en riesgo de exclusión social y con necesidades, según explica el alcalde, Miguel Ángel Piorno. A ellas está destinado el inmueble en régimen de alquiler social.

De momento, ocho familias del municipio se han interesado por el alquiler social de la vivienda. Son familias monoparentales constituidas por madres con hijos, familias que tienen alguna persona dependiente a su cargo o que están en situación de desempleo de larga duración y ya no tienen prestación ni subsidio.

Miguel Ángel Piorno, de Ciudadanos, es alcalde de Morales desde 2015. Explica que el Ayuntamiento ha creado una ordenanza reguladora para el acceso de las familias necesitadas del municipio. La ordenanza fue publicada y después de que se formularan alegaciones, ha sido aprobada definitivamente en el último pleno. Próximamente, se procederá a adjudicar el inmueble a una familia.

Tras diez años sin uso ni mantenimiento, la vivienda presentaba «múltiples deficiencias», tenía humedades y carecía de calefacción. El objetivo del equipo de Gobierno desde el inicio de la legislatura era destinarla a alquiler social, pero no reunía las condiciones oportunas, según explica el regidor.

«La Junta nos dijo que existía este programa y nos pareció una buena iniciativa. Lo solicitamos y en la primera fase, se nos autorizó una de las viviendas que habíamos propuesto», recuerda Miguel Ángel Piorno.

Ubicada junto al consultorio médico y el colegio público, es un chalé con una parcela delimitada por una valla. Tiene garaje, tres habitaciones, está construida en doble altura y tiene muebles, lista para entrar a vivir.

Con un coste de 57.475 euros, las obras que concluyeron a finales de 2016  consistieron en la subsanación de humedades provenientes del agua de lluvia por la cubierta, la eliminación de los canalones y bajantes en mal estado y la colocación de otros nuevos, el aislamiento de paredes, techos y forjado de suelo por el exterior y la instalación de calefacción.

Piorno Brioso alaba la iniciativa de la Administración autonómica porque permite rehabilitar inmuebles que el Ayuntamiento por sus propios medios no podía reparar, según explica. «Nosotros no podemos destinar una partida presupuestaria para la rehabilitación de la vivienda y que se haya conseguido hacer para un alquiler social para una familia necesitada del municipio es muy importante».

Supone, según destaca, una mejora social para el pueblo y para los vecinos. Morales del Vino pretende optar en próximas fases del programa regional a la rehabilitación de otra vivienda y de varios inmuebles que el Ayuntamiento tiene en Pontejos, anejo de Morales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos