La acción heróica de un joven logra la detención de los autores de un violento asalto

Un vehículo de la Policía Nacional./A. Quintero
Un vehículo de la Policía Nacional. / A. Quintero

El novio de la hija de las víctimas escapó por la ventana y alertó a la Policía de los hechos que estaban sucediendo en la casa de un matrimonio hostelero de Zamora

El Norte
EL NORTEValladolid

Los dos individuos de nacionalidad española detenidos por la Policía Nacional en Zamora acusados de amordazar y golpear a una familia zamorana en su domicilio con el objetivo de perpetrar un robo han ingresado en prisión por orden del juez.

El atraco se produjo el pasado 1 de diciembre, si bien gracias a la astucia de una de las víctimas, que pudo zafarse de los encapuchados y avisar a los agentes, los dos autores se encuentran ya internos en prisión tras pasar a disposición judicial, como recoge Europa Press.

Los hechos ocurrieron en la medianoche del pasado viernes, cuando un matrimonio cerró el establecimiento hostelero de su propiedad y se dirigió hasta su domicilio sin percatarse de que estaban siendo seguidos desde hacía varias horas.

Los días previos al asalto, apuntan fuentes de la Policía, los detenidos habían realizado labores de vigilancia a la familia para comprobar los horarios y recorridos que efectuaban tras finalizar su jornada laboral.

En el momento en que el matrimonio se disponía a entrar en su domicilio y con la puerta entreabierta, dos individuos encapuchados y armados con sendas pistolas se les abalanzaron, empujándolos y golpeándolos hacia el interior de la vivienda, donde se encontraban la hija de la pareja y el novio de ésta.

Al percatarse de la situación, la hija salió de su habitación y fue vista por uno de los asaltantes, que rápidamente se dirigió hacia ella para propinarle un puñetazo y arrastrarla por el pelo hacia el lugar donde se encontraban sus padres. Mientras tanto, el novio, al observar la gravedad de los hechos, decidió permanecer en el interior de la habitación para no ser visto por los encapuchados.

Los delincuentes, en ese momento, centraron sus esfuerzos en agredir al cabeza de familia para conseguir el mayor botín posible mientras amenazaban con las armas a la mujer y a la hija, hasta que finalmente consiguieron el dinero custodiado en la vivienda fruto de la recaudación del negocio hostelero.

Ya con el botín, desplazaron a las tres víctimas hasta la planta principal del domicilio y «sin tener en cuenta que presentaban varios huesos rotos fruto de las patadas y golpes recibidos», apunta la Policía, las inmovilizaron y amordazaron.

Huida de una de las víctimas

Al tiempo que esto ocurría, el novio, que permanecía escondido en la habitación, consiguió huir saltando por una ventana. Cayó desde un primer piso, si bien aterrizo sobre el techo de un vehículo aparcado que a la postre se conocería que pertenecía a los atracadores.

El joven, lesionado a consecuencia del golpe, consiguió dar aviso a la Policía y guiarla hasta la puerta del domicilio, que previamente había abierto la hija del matrimonio al conseguir zafarse de parte de sus ataduras.

Los agentes entraron al domicilio y lograron inmovilizar a los dos asaltantes, varones españoles de 42 y 29 años, que opusieron fuerte resistencia «y violencia» saldada con lesiones a uno de los policías.

Las víctimas fueron inmediatamente trasladadas al Complejo Asistencial de Zamora para tratarse de las fracturas y contusiones ocasionadas por la paliza recibida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos