Dan los primeros pasos en la DO Tierra del Vino de Zamora para poner en marcha una ruta certificada

Asistentes a la reunión sobre la posible implantación de una Ruta del Vino en la DO Tierra del Vino de Zamora
Asistentes a la reunión sobre la posible implantación de una Ruta del Vino en la DO Tierra del Vino de Zamora
  • Bodegas y hostelería muestran interés por la iniciativa en una zona de elaboración tradicional y de viñedos antiguos

La Denominación de Origen Tierra del Vino de Zamora está dando los primeros pasos con el objetivo de establecer en el futuro en su ámbito geográfico una Ruta del Vino de España certificada por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin). Bodegas, establecimientos hosteleros y de restauración, posadas reales y hoteles rurales, y productores como queserías, elaboradores de cerveza, dulces tradicionales y chocolates ecológicos, entre otros, han mostrado su interés por una iniciativa que pretende aglutinar la oferta turística que hay en la zona en torno al vino.

La posible implantación de una Ruta del Vino en la DO, que cuenta con diez bodegas inscritas y a la que pertenecen 46 municipios de la provincia de Zamora y diez del norte de Salamanca, se trató por primera vez en febrero de 2014, aunque ha sido en este 2017 cuando han comenzado las reuniones preparatorias e informativas con representantes de los sectores implicados. La última tuvo lugar el martes, con la presencia en la sede del Consejo Regulador, en la localidad zamorana de Villanueva de Campeán, del gerente de la Ruta del Vino de Cigales, Miguel Ángel García Velasco, quien explicó, desde su experiencia, el sistema de creación y el posterior funcionamiento de una ruta de este tipo.

«Hoy por hoy está demostrado que el vino tiene cierto tirón para la gente, que está dispuesta a moverse de unos sitios a otros con el interés de conocer nuevas regiones vitivinícolas, nuevas elaboraciones y nuevas bodegas», explicó el gerente de la DO Tierra del Vino de Zamora, José Manuel Braña, convencido de que los operadores de la zona funcionan bien, pero de forma independiente, sin que la oferta esté conectada, lo que se pretende conseguir a través de este producto turístico.

Así, el objetivo es hacer una oferta global en torno al vino que aglutine otros aspectos como la cultura, la etnografía y las tradiciones populares de una comarca zamorana que, como su nombre indica, está marcada por la elaboración tradicional de vino y la antigüedad de los viñedos, con una media de 65 años teniendo en cuenta que hay muchos plantados desde el año 2000. «Hay mucha cultura tradicional del vino porque siempre fue una tierra de elaboración de vino y de cultivo de viñedo. Hay un patrimonio cultural asociado que no lo hay en muchos sitios y una concentración de viñedo viejo que no la hay prácticamente en ningún sitio», destaca José Mañuel Braña.

Ahora se trabaja «sin prisa pero sin pausa» para informar en la zona sobre las posibilidades de la iniciativa y sobre su funcionamiento. Después, habría que darle contenido y crear los órganos de gestión, posiblemente una asociación sin ánimo de lucro, para finalmente conseguir la certificación. Se pretende, según explicaron desde la Denominación, que sea un instrumento ágil, que tenga movimiento, iniciativas y que atraiga a la gente.

Desde el Consejo Regulador consideran que la zona se podría beneficiar de esta iniciativa, ya que en estos momentos existen 27 rutas certificadas del vino. «Asociarse siempre tiene beneficios respecto a hacer la guerra uno por sí mismo. Cuantas más rutas del vino haya y mejor funcionen, mejor para todos«, defienden.

La DO Tierra del Vino de Zamora fue reconocida en el año 2007 aunque trabaja en la calificación y certificación de vinos desde el año 2000, primero como Vino de la Tierra y después como Vino de Calidad con Indicación Geográfica. Elabora vinos blancos, claretes, rosados, tintos, crianza, reservas y grandes reservas.

Temas