El ministro de Fomento garantiza que la Alta Velocidad llegará a Sanabria en 2018

  • Asegura que los plazos se cumplirán tras el desbloqueo de 17 obras y enmarca la actuación en «nuestro compromiso con Castilla y León»

La Alta Velocidad llegará a la comarca zamorana de Sanabria a finales de 2018. Será en esta fecha cuando podrá ponerse en servicio desde Zamora capital hasta la comarca sanabresa, con la llegada a Orense, en Galicia, un año después. Son los plazos cuyo cumplimiento ha garantizado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en su visita a los trabajos de construcción de uno de los tramos más complejos del proyecto, en la comarca zamorana.

Será posible cumplir estos plazos, según destacó, por el desbloqueo de 17 obras que estaban paralizadas por cuestiones técnicas o lo que el ministro definió como «una serie de distracciones técnicas durante su ejecución». Para su puesta en marcha, ha sido necesario un desbloqueo «importante» de estos corredores que se encontraban en una situación que calificó de comprometida desde el punto de vista técnico.

«Queda todavía mucho trabajo por hacer, pero en muy poco tiempo se ha conseguido reactivar muchos de estos tramos y podemos decir que las obras ahora en Zamora van a toda velocidad para conseguir que los compromisos que hemos trasladado al conjunto de la sociedad para la puesta en marcha del corredor noroeste se van a cumplir», manifestó.

Algunas de los trabajos que acumulaban un mayor retraso eran la construcción del viaducto de Requejo, que el pasado viernes se consiguieron reactivar desde el punto de vista administrativo, y la plataforma entre Requejo y el túnel de Padornelo, donde «en breve», en dos o tres semanas aproximadamente, se podrán retomar. Este suponía uno de los puntos críticos de los que dependía el cumplimiento de los plazos.

El desbloqueo que se ha producido permitió al ministro hablar en Sanabria de una obra «espectacular» dentro de la Línea de Alta Velocidad del corredor ferroviario que une Madrid con Galicia, una actuación que enmarcó «dentro de nuestro compromiso con Castilla y León».

Durante la visita destacó la intensidad «importante» que apreció en los trabajos entre Pedralba de la Pradería y el túnel de Padornelo, un tramo próximo a Galicia, de casi once kilómetros, donde se construirá una plataforma internacional que permitirá alcanzar una velocidad de hasta 350 kilómetros por hora.

«A finales de 2018 el Ave llegará a Lubián, por tanto cumpliremos con la parte correspondiente a Zamora», explicó De la Serna sobre unos trabajos que, sin embargo, continuarán después con el montaje de doble vía para «asegurar la demanda a largo plazo», de acuerdo con el análisis de capacidad que realiza el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

Entra también en estas previsiones de finales del próximo año la estación de Otero de Sanabria. En este sentido, De la Serna aseguró que esta infraestructura también está contemplada y que se van a cumplir los compromisos.

El ministro de Fomento se refirió a la «importante» inversión que requiere la Alta Velocidad por parte del Gobierno y aseguró que es prioritaria tanto para Fomento como para el presidente, Mariano Rajoy. Este año se destinará al Ave entre Madrid y Galicia una inversión de 689 millones de euros.

Respecto al compromiso con Castilla y León, recordó que la inversión de Fomento asciende a 912 millones, un 33% más que el presupuesto ejecutado un año antes, por lo que la comunidad se sitúa en la tercera posición en inversión y en la primera en inversión por habitante. Ésta se centra, según reconoció, en el campo de los ferrocarriles, con una cuantía de 642 millones, un 61% más de lo presupuestado en 2016.

Destacó también la inversión en carreteras, en la que aseguró que la región «sale muy bien parada», ya que es la segunda comunidad con cerca de 260 millones.

Respecto a la autovía A-11 entre la capital zamorana y la frontera con Portugal, aseguró que es una de las obras importantes que tiene el Ministerio de Fomento «de cara al futuro».