El PP denuncia que las reclamaciones por caídas en la vía pública aumentaron un 65% en 2016

  • El alcalde dice que en 2014 hubo más que el año pasado y que los populares venden «información averiada con mala fe»

Las reclamaciones por caídas en la vía pública en Zamora aumentaron un 65% en 2016 con respecto al año anterior. Así lo ha denunciado el Grupo Popular en el Ayuntamiento de la capital, que asegura que han pasado de 23 a 38 demandas registradas, con un crecimiento que califican de preocupante y que deja "en muy mal lugar", según afirman, la gestión que el alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, y su equipo realizan sobre este asunto.

Estos datos coinciden con los facilitados por el regidor de la capital zamorana, quien sin embargo ha aportado también el dato de 2014, cuando se registraron en la ciudad 41 reclamaciones por caídas en la vía pública, más que en 2016. "El Grupo Popular vende información averiada con mala fe", manifiesta Guarido, quien añade que ocultar datos invalida la información.

"El Grupo Popular ha dado a conocer las reclamaciones por caídas en la vía pública. Lo hace con datos entresacados para dar la impresión de que el estado de las calles es mucho peor que antes, pero no es así. No es así ni en la evolución en las reclamaciones ni en lo que se hace con esas reclamaciones ni tampoco en el estado de las calles", defiende el alcalde.

Respecto a los datos asegura Francisco Guarido que reflejan que simplemente el número de reclamaciones es fluctuante y que "ahora las aceras no están peor que en 2014".

Por su parte, el concejal del PP, Víctor López, señala que el alcalde reclama "de manera insistente" a otras administraciones que arreglen las aceras en mal estado, como en el caso de Cardenal Cisneros, mientras "se olvida de manera flagrante y desvergonzada de cómo se encuentran otros puntos de la ciudad que son de su única competencia y de su total responsabilidad".

El concejal popular destaca que han reclamado un mayor esfuerzo inversor por parte del equipo de Gobierno en el mantenimiento de las vías de la ciudad pero que, sin embargo, "se encuentra cada día más abandonada y más deteriorada", una percepción que sostiene que es cada vez más compartida por los vecinos tanto del centro de la ciudad como de los barrios.