Zamora despide consternada a la niña que cayó de un cuarto piso

Los operarios de la funeraria trasladan el féretro con el cuerpo de la niña fallecida.
Los operarios de la funeraria trasladan el féretro con el cuerpo de la niña fallecida. / EFE-Mariam A. Montesinos
  • La investigación continúa a la espera de que los informes de la Policía Judicial y del forense determinen las circunstancias de lo ocurrido

Dolor y consternación esta mañana en el barrio de los Bloques de Zamora en el funeral de la niña de seis años que murió en la madrugada del lunes tras precipitarse a la calle desde el cuarto piso en el que residía junto a sus padres y hermanos. Familiares y amigos dieron el último adiós a la pequeña en una iglesia parroquial de San Lorenzo abarrotada, también de muestras de dolor y apoyo a la familia. La muerte de la niña mantiene sobrecogida a la ciudad desde que en la madrugada del lunes el hostelero Ángel Remesal encontrara, cuando se dirigía caminando, como cada día, a abrir su bar de la plaza de Cristo Rey, lo que en principio le parecían las piernas de una muñeca y al lado, entre los coches estacionados junto a la acera, como un muñeco de trapo. Hoy las personas más cercanas a la niña procedían a su entierro en el cementerio de San Atilano.

La menor vivía junto a sus padres, zamoranos de 32 y 31 años, una hermana de 12 años y un hermano. Cuando la Policía llamó a la puerta, se encontraban buscándola por la casa. La niña dormía en la misma habitación que la hermana mayor. La hipótesis de la Policía es que cayera desde la ventana de la habitación, que encontraron cerrada y con la persiana bajada a su llegada. Desde el exterior, puede observarse que junto a esta ventana la vivienda cuenta también con un balcón.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Zamora, que se encontraba en funciones de guardia en el momento en el que ocurrió el incidente, ha abierto diligencias para investigar lo ocurrido. El Juzgado está a la espera de recibir el informe de la Policía Nacional para llevar a cabo las diligencias que estime convenientes con el objetivo de esclarecer cómo se produjo la muerte de la menor.

Será el informe de la Policía Judicial, el informe del médico forense que realizó la autopsia el lunes en el Instituto de Medicina Legal de Zamora y las pruebas recabadas lo que determinen las circunstancias de lo ocurrido, según explicaron fuentes de la investigación.

El atestado policial no había llegado hoy a los juzgados, mientras que ayer los padres y la hermana de la niña prestaron declaración sobre lo ocurrido en la Comisaría Provincial. La menor de 12 años fue asistida en su declaración por una fiscal de guardia que tiene la misión de representar a la menor en su declaración y de velar por sus derechos y su protección.

Fuentes de la investigación han incidido en que de momento se está investigando para determinar las causas del fallecimiento y si se trata de un accidente o de otras circunstancias.