El Norte de Castilla

Tráfico imparte 40 jornadas de educación vial para estudiantes y entidades en Zamora

Alumnos del CRA de Gema del Vino participan en una jornada de educación vial
Alumnos del CRA de Gema del Vino participan en una jornada de educación vial / El Norte
  • Han participado en la iniciativa un total de 1.176 personas en la provincia

La Jefatura Provincial de Tráfico de Zamora ha desarrollado en la provincia cerca de 40 jornadas o actos de educación vial en 2016, con un total de 1.176 participantes. La mayoría de ellos fueron estudiantes de Bachillerato y de ciclos formativos, tanto de la capital como de la provincia.

Los accidentes de circulación y sus consecuencias, "siempre con el objetivo de la prevención", han centrado estas actividades de educación vial, en las que se trata de sensibilizar a los jóvenes sobre el drama que se vive en los accidentes de tráfico y después de estos, con testimonios de víctimas en primera persona, con intervenciones de especialistas y con actividades prácticas.

Los accidentes de tráfico, según los datos facilitados desde la Subdelegación del Gobierno en Zamora, son la principal causa de muerte entre los jóvenes y en cerca del 90% de ellos interviene el factor humano. Por este motivo, la Dirección General de Tráfico, en colaboración con el resto de administraciones públicas, ha decidido llevar a cabo estas actividades con el objetivo de "encontrar soluciones y prevenir el drama humano que provocan".

El curso anual de 2016 comenzó en enero con la colaboración con el programa 'Conduce-té' del Ayuntamiento de Zamora a través del Plan Municipal sobre Drogodependencias. La Jefatura Provincial de Tráfico realizó actividades junto con la Guardia Civil, centros de salud, la Oficina Territorial de Trabajo de la Junta de Castilla y León, Centro Oceanic y Asociación A Contramarcha, Fundación Ambuibérica y ayuntamientos de Zamora y Losacino, entre otras entidades.

En febrero se llevó a cabo la primera Jornada de Educación Vial en el Teatro Principal, a la que asistieron alumnos de Bachillerato y de ciclos formativos de varios centros de la capital. Después, estas actividades se llevaron a la mayoría de los centros rurales agrupados de la provincia y a otros centros educativos.