El Norte de Castilla

La villa romana de Camarzana, en obras para su adecuación a las visitas

  • La Consejería de Cultura y Turismo destina 660.000 euros para la restauración y consolidación del yacimiento

La villa romana de Orpheus de la localidad zamorana de Camarzana de Tera, de finales del siglo IV y declarada Bien de Interés Cultural con categoría de zona arqueológica en 2010, se encuentra en plenas obras para la adecuación del recinto a las visitas públicas. Es la segunda intervención que ha comenzado en el yacimiento romano, para cuya restauración y consolidación la Consejería de Cultura y Turismo destina 662.971 euros.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro, acompañado por la jefa del Servicio Territorial de Cultura, Pilar Alonso, ha visitado esta mañana los trabajos de restauración que se están realizando en el conjunto musivario que conforma la villa romana de Orpheus.

Alberto Castro ha explicado que con esta intervención se consolidará el conjunto musivario y se complementará con la adecuación del recinto para poder ser visitado, además de adoptar otras medidas de seguridad. El delegado ha indicado que las actuaciones realizadas permitirán que la villa romana se convierta en un recurso para el desarrollo social y turístico de la zona.

Las actuaciones de consolidación y restauración que se están llevando a cabo consisten en la retirada de la protección actual de grava, restauración y consolidación de los restos musivarios, así como muros y pavimentos sin acabado musivo. El proyecto tiene previsto la restauración 'in situ' de todos los mosaicos. El de Orfeo es el de mayor entidad de la villa, llamado así por ser este personaje mitológico la representación principal, junto a caballos, escenas de caza y motivos geométricos.

A mediados de diciembre comenzó la intervención para finalizar la adecuación de la villa romana a la visita pública, "aprovechando las estructuras arquitectónicas existentes que se realizaron en una fase anterior". Las actuaciones previstas para conseguir la posibilidad de visita pública son la adecuación de la envolvente exterior de paramentos verticales, la implantación de membranas tensadas en toda la parte inferior de la cubierta, la protección de bordes mediante gaviones, la construcción de pasarelas que permitan completar el circuito de mantenimiento y visita, el cierre del patio interior existente, la creación de una pequeña superficie de almacén y aseo, y la instalación de electricidad, fontanería, saneamiento y seguridad frente a intrusismo e incendio.