«Hemos ganado en transparencia y en participación de los vecinos»

«Hemos ganado en transparencia y en participación de los vecinos»
  • El regidor hace un balance positivo, aunque «muy estresante, porque la máquina estaba parada»

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Lleva año y medio como alcalde de Zamora y de momento, no ha cogido vacaciones. Tampoco lo hará estas navidades. Francisco Guarido, el único alcalde de Izquierda Unida en una capital de provincia, hace un balance satisfactorio de un tiempo, sobre todo al principio, que califica de muy estresante, pero en el que asegura que han conseguido "arrancar la máquina". En este 2017, el regidor quiere volver a pisar la calle como lo hacía antes. "Salgo poco, trabajo mucho y estoy todo el día con cosas pendientes en el ordenador", explica. De la ciudad asegura que le siguen llegando ánimos y que la gente mantiene "una gran confianza y esperanza" en las posibilidades de su equipo de Gobierno.

-¿Qué balance hace de este año y medio como alcalde?

-Muy estresante al principio porque la máquina estaba completamente parada en todos los sentidos, en inversiones, en el aparato administrativo, todos los contratos llevaban más de todo el mandato caducados y estaba casi todo por hacer. No hemos logrado una velocidad de crucero, pero creo que las cosas van mucho mejor que en el mandato anterior en todos los sentidos. Hemos ganado en transparencia y en participación y hemos logrado poner en marcha contratos que llevaban mucho tiempo en el aire. Se ponen las cosas en funcionamiento, que es lo que durante los últimos cuatro años no había en este Ayuntamiento, en el que estaba todo con telarañas, con óxido y completamente parado.

-¿Qué proyectos protagonizarán el año 2017?

-Lo importante ahora es completar las expropiaciones de la muralla y en 2017 la obra por excelencia y la que hay que hacer de todos modos es el Centro de Adultos y la Biblioteca municipal en el antiguo matadero. La obra se está cayendo, han robado todas las instalaciones y está muy deteriorada porque llevaba parada y en vía muerta cinco años. El proyecto se está redactando y el objetivo es que esa obra se complete y también hacer un proyecto de museo para Baltasar Lobo en el Ayuntamiento Viejo.

-Otro proyecto es la construcción del centro cívico en el agujero del Palacio de Congresos con la Junta de Castilla y León...

-Tenemos el anteproyecto que nos presentaron el consejero de Fomento y el director general de la Vivienda e hicimos unas pequeñas modificaciones para aumentar los espacios. Finalmente, el Ayuntamiento financiará el 30% y la Junta, el 70%, y será una cifra de 2,8 millones para el edificio y el Ayuntamiento se quedará con todos los espacios. Las relaciones con la Junta son buenas y este convenio se traduce en esa buena relación. Creo que hemos arrancado con cierta dignidad este Ayuntamiento y todo aquello que estaba en vía muerta, como era el agujero del Palacio de Congresos, la obra del matadero, la licitación de los contratos y hacer programas de asfaltado y de inversión importantes. Estamos orgullosos también de haber iniciado los trámites para que se cumpla la ley de la memoria histórica, sobre todo, por el reconocimiento a 43 funcionarios que fueron depurados y algunos de ellos asesinados solo porque se dio un golpe de Estado.

-Se ha alcanzado un pacto con Ciudadanos y con los concejales no adscritos respecto a inversiones, ¿por qué ha quedado fuera el PP?

-El PP se ha quedado fuera porque no nos ha ofrecido nada. El grupo de Ciudadanos y los no adscritos tuvieron la iniciativa de proponer al equipo de Gobierno un pacto en términos económicos con relación al presupuesto y a las inversiones. El Partido Popular no nos ha dicho nada y entendemos que se excluye, pero se daba por supuesto. La técnica del PP durante este año y medio ha sido en las formas tener una agresividad de vocabulario que nunca se había visto en este Ayuntamiento, en contraste con la oposición que podía hacer Izquierda Unida y yo en particular durante 16 años. Lo que ha hecho el Partido Popular es poner todos los palos y las chinitas que ha podido en las ruedas. Es una oposición de la que llamamos destructiva, no colaboradora. Pueden tener cierta frustración de estar en la oposición, pero el camino que llevan es de quedarse en la oposición durante muchos años con la actitud que tienen.

-Dice Maíllo que el resto de grupos son los palmeros de Guarido...

-Comete un gravísimo error. Ahí se vio que el Partido Popular quería atacar a toda costa al equipo de Gobierno, incluso quedarse aislado y diferenciarse de otras oposiciones, que son más colaboradoras, pero que sacan cosas para Zamora. El PP lo que consigue es quedarse solo y en la nada. Es una oposición completamente estéril, pero cada uno tendrá que responder por el trabajo que hace.

-¿Cómo es la relación de Gobierno con el PSOE?

-Es una relación normal, correcta, colaboradora y de ayuda mutua. Creemos en la cooperación y si cooperamos y nos entendemos bien, el equipo de Gobierno sale reforzado en su conjunto.

-Las federaciones de vecinos se han quejado de que el presupuesto no ha sido participativo, ¿no ha sido posible tampoco este año?

-Todo se puede mejorar, pero desde luego ha habido más participación este año que el anterior y que en el anterior mandato de Rosa Valdeón. Esto se puede perfeccionar mucho, sin duda, pero ha habido entre las dos federaciones de vecinos y el equipo de Gobierno un mal entendimiento porque el presupuesto está cerrado, pero hay otras cantidades extrapresupuestarias que pueden servir para hacer inversiones. Tenemos todo el año 2017 para llegar a acuerdos con los vecinos.

-Uno de los objetivos de IU era la municipalización de servicios, ¿sigue en pie o es difícil?

-Es difícil porque todo estaba caducado y porque el Gobierno no permite aumentos de plantilla. No hay ningún problema para contratar con empresas, pero sí para contratar personal propio del Ayuntamiento. Es una gran paradoja, pero son las leyes de Rajoy. Decidimos sacar todos los contratos porque era lo importante, eso sí, en contra de nuestro programa electoral, pero a veces en la política no se puede hacer todo lo que uno quiere.

-¿Se está encontrando con muchos obstáculos que le impiden hacer lo que querría?

-Sobre todo esto y el techo de gasto a los ayuntamientos. Estamos llegando a un momento en el que los ayuntamientos tienen el dinero en cuentas bancarias y no lo pueden gastar y eso es la ley de estabilidad presupuestaria de Rajoy. El Ayuntamiento de Zamora está saneado económicamente y nos gustaría poder gastar todo lo que tenemos.

"Es doloroso cerrar temas estando en desacuerdo"

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, explica que es diferente la labor en la oposición que en el equipo de Gobierno del Ayuntamiento, aunque considera que haber estado en la oposición es muy útil para hacer una labor de gobierno porque "conocíamos los entresijos y eso te da una ventaja".

"Lo que nunca me pude imaginar es que yo tuviera que cerrar temas lamentables que empezó el anterior equipo de Gobierno o el anterior o el anterior. Es muy doloroso tener que cerrar temas que son del PP en estado puro, como es el caso del edificio municipal, que se ha ventilado más de 4,5 millones, o apagar la luz de la Sociedad de Turismo, que se llevó 2 millones y fue muy ineficaz en términos de turismo", asegura Guarido en referencia a asuntos municipales con los que IU "estaba en desacuerdo".