El Norte de Castilla

Los 35 pueblos de Zamora más afectados por inundaciones ya cuentan con guías de respuesta

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro. / A. PÉREZ
  • Los trabajos de la Consejería de Medio Ambiente continuarán por las provincias de León y Palencia

Los 35 núcleos de población de los 27 municipios de la provincia de Zamora más afectados por las avenidas de agua en los últimos años cuentan ya con guías de respuesta ante posibles episodios de inundaciones. Es Zamora la provincia por la que ha comenzado el trabajo de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente por el riesgo «significativo» de inundaciones, según explicó el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien presentó y entregó los documentos a los alcaldes de los municipios.

El trabajo para elaborar las guías de respuesta en toda la comunidad, que arrancó tras los episodios de inundaciones de este año, se ampliará a todas las provincias y continuará con León y Palencia, que contarán en 2017 con guías propias. El objetivo es ayudar a los municipios y a los alcaldes a tomar las medidas oportunas para poder prevenir y actuar «de forma rápida y eficaz» en estos casos.

Las guías detallan las actuaciones que se deben realizar cuando se prevean situaciones de emergencia por riesgo de inundaciones, así como las actuaciones preventivas que tienen que desarrollar los ayuntamientos para conseguir minimizar los daños. Además, cada una de ellas establece tres niveles de atención, que se corresponden con actuaciones preventivas y qué hacer ante una situación de alerta y de emergencia. Cada estudio se acompaña además de tres mapas con las zonas inundables de cada uno de los núcleos de población, lo que permite identificar, según explicó el consejero, las instalaciones, equipamientos y vecinos que pueden resultar afectados en cada caso.

«Hemos analizado cómo podemos mejorar la respuesta que damos ante una inundación o un riesgo de inundación, una mejor respuesta que, en definitiva, es dar el aviso lo más anticipado posible a las poblaciones que puedan verse afectadas. Cuanto antes podamos transmitir el posible riesgo de una inundación, antes se podrán poner en marcha, no solo las actuaciones preventivas, sino las situaciones de alerta, de vigilancia, de avisos a la población o la situación de emergencia, dando aviso al 112 y movilizando por tanto, los servicios correspondientes», explicó el consejero.

Tras la entrega de los documentos a los alcaldes, se abre un plazo «razonable» para que los municipios hagan observaciones o correcciones antes de elevar a definitivos los primeros trabajos.

Los núcleos de población de Zamora para los que se han confeccionado las primeras guías son Almeida de Sayago, Arcos de la Polvorosa, Aspariegos, Benegiles, San Pelayo, El Cubo de la Tierra del Vino, Fresno de la Polvorosa, Fuentespreadas, El Puente, Ribadelago, Ribadelago Nuevo, Valer, Cunquilla de Vidriales, Granucillo, Grijalba de Vidriales, Madridanos, Molacillos, Morales del Rey, Vecilla de la Polvorosa, Quintanilla de Urz, Colinas de Trasmonte, Quiruelas de Vidriales, Riofrío de Aliste, Santa Eulalia del Río Negro, San Miguel del Esla, Santa Colomba de las Carabias, Santa Colomba de las Monjas, Santa Cristina de la Polvorosa, Santa María de la Vega, Bercianos de Vidriales, Villabrázaro, Villamor de los Escuderos, Castropepe, Villanueva de Azoague y Villaralbo.