El Norte de Castilla

Adif licita la construcción del cambiador de anchos de Pedralba de la Pradería por 7,7 millones

  • Conectará la línea de alta velocidad Madrid-Galicia con la línea convencional entre Zamora y La Coruña

El Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad ha aprobado en su reunión de hoy la licitación de la construcción de un cambiador de anchos en la localidad zamorana de Pedralba de la Pradería, en la línea de alta velocidad Madrid-Galicia, perteneciente al corredor norte-noroeste.

El presupuesto de licitación es de 7.780.760 euros y el plazo de ejecución es de 13 meses. A este importe habrá que añadir otros 314.426 euros correspondientes a suministros necesarios para la actuación.

El cambiador, según la información facilitada por el Ministerio de Fomento, permitirá conectar la vía única sin electrificar de ancho convencional Zamora-La Coruña, a la altura del punto kilométrico 112, con el nuevo tramo de alta velocidad en construcción Zamora-Lubián, en una zona de intersección de ambos trazados próxima a Pedralba.

La instalación posibilitará el uso de los 111 kilómetros de trazado de alta velocidad entre Zamora y Pedralba de la Pradería, mientras finaliza la construcción del tramo Pedralba-Orense, de 118 kilómetros aproximadamente.

"El objetivo del cambiador de anchos dual de Pedralba de la Pradería es la mejora en el aprovechamiento de la explotación conjunta de la red de alta velocidad y la red de ancho convencional, lo que redundará en ahorros en los tiempos de viaje y en la mejora de la gestión de los activos ferroviarios", informan desde Adif.

De esta forma, se actuará en una longitud total de 1.083 metros, de los que aproximadamente 580 son en ancho estándar o internacional, otros 420 metros en ancho convencional o ibérico y los 83 metros restantes corresponden a una vía mango de seguridad en ancho convencional, ubicada antes de la conexión con la vía convencional Zamora-La Coruña.

Las instalaciones del cambiador de anchos constan de un foso de dimensiones interiores de 16 metros de longitud y 7,4 metros de anchura, en el que se ubicará un cambiador de anchos dual en el interior de una nave. La instalación se completa con fosos de observación, que permiten el control de los ejes de los trenes previamente al proceso de cambio de anchos.

La actuación incluye la ejecución de un paso inferior bajo la traza para dar continuidad a un camino de servicio, según la información facilitada.