El Norte de Castilla

De Santiago-Juárez defiende la ordenación del territorio como fórmula para prestar servicios en el medio rural

El vicepresidente de la Junta, en la Comisión Ejecutiva de la Federación Regional de Municipios y Provincias en el salón de plenos del Ayuntamiento de Toro.
El vicepresidente de la Junta, en la Comisión Ejecutiva de la Federación Regional de Municipios y Provincias en el salón de plenos del Ayuntamiento de Toro. / A. P.
  • La FRMP cree que los municipios pueden estar tranquilos porque el proyecto «les da mayor fuerza y garantiza su autonomía»

La unión voluntaria de municipios para prestar servicios que propone la nueva ordenación del territorio es la salida que tiene Castilla y León para prestar servicios públicos en el medio rural. Así lo ha defendido el vicepresidente de la Junta de Castilla y León y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ante la Comisión Ejecutiva de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), a la que ha asistido en el salón de plenos del Ayuntamiento de Toro para informar sobre el Anteproyecto de Ley del Mapa de Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio (Ubost).

Era la presentación del anteproyecto de ley a la Federación Regional de Municipios y Provincias cuando se encara la recta final de la ordenación del territorio de Castilla y León, que se inició hace más de cuatro años. «Si somos capaces de que esos municipios se unan, asocien o agrupen voluntariamente para prestar servicios, sin duda se prestarán con eficiencia y calidad. Esa es la salida que tiene un territorio como Castilla y León», recalcó el vicepresidente del Gobierno autonómico sobre un proyecto que pretende, según explicó, garantizar los servicios esenciales que presta la Junta en el territorio, «especialmente en el medio rural», y que los municipios sean más fuertes. «Y la única forma de ser más fuertes es uniéndose», indicó.

De Santiago-Juárez explicó que el objetivo es mejorar la ordenación y la calidad de vida de los ciudadanos y mantener los servicios de educación, sanidad y servicios sociales que presta la Junta en el medio rural, así como que los municipios puedan prestar adecuadamente los servicios que la ley les encomienda. «La ordenación lo único que persigue es mejorar la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos de esta extensa tierra», incidió el vicepresidente de la Junta sobre una comunidad autónoma con 2.248 municipios, el 74% de ellos con menos de 500 habitantes.

Una vez que se culmine este proceso, según explicó, se pasará de 2.248 municipios a 193 unidades básicas de ordenación o áreas que articularán la prestación de servicios en Castilla y León, algo que el consejero considera que «ya tiene más sentido». Frente a esto, situó el consejero de la Presidencia la postura de otros grupos políticos de suprimir todos los municipios de menos de 1.000 habitantes. «Lo dicen y no se despeinan. A mí eso me parece una barbaridad», defendió sobre un modelo de ordenación «que era vital para Castilla y León» y a través del que aseguró que se pueden hacer muchas cosas pero que «no es el bálsamo de Fierabrás que soluciona todos los problemas».

El presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias y alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, aseguró que los municipios pueden estar tranquilos porque la nueva ordenación del territorio «da mayor fuerza al municipio y garantiza su autonomía para poder adherirse a mecanismos de gestión de los servicios públicos de manera más eficiente». De esta forma, el presidente de la Federación hacía un llamamiento a la tranquilidad ante la preocupación de los municipios sobre una posible pérdida de identidad, de capacidad o de los mecanismos que estaban utilizando para gestionar los servicios públicos, como es el caso de las mancomunidades.

«La Junta hace una ordenación de sus grandes servicios públicos con una serie de criterios y los pone a disposición de los ayuntamientos para que los utilicen si ellos quieren para gestionar de manera más eficiente, más barata y de más calidad en su propio territorio», manifestó Polanco, quien afirmó que la propia ley garantiza que lo que está funcionando bien, va a seguir funcionando. «Sencillamente, se establecen otros mecanismos para intentar potenciar a los municipios y para que se haga de una manera ordenada y más moderna».

Una vez presentado a la FRMP, el anteproyecto de ley pasará el 4 de noviembre al Consejo de Cooperación Local, al Consejo Económico y Social (CES) y al Consejo Consultivo de Castilla y León para que emitan sus informes. Después, comenzará la tramitación parlamentaria.