El Norte de Castilla

El delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro; el director gerente de Leche Gaza, José Luis Calvo, y el presidente de la cooperativa, Heliodoro Rodríguez, en las instalaciones de la fábrica en Zamora.
El delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro; el director gerente de Leche Gaza, José Luis Calvo, y el presidente de la cooperativa, Heliodoro Rodríguez, en las instalaciones de la fábrica en Zamora. / A. P.

El proyecto de ampliación de Gaza para duplicar su producción láctea, a la espera de licencias

  • La cooperativa ganadera apuesta por las posibilidades de Castilla y León para «producir mucha más leche»

El proyecto de ampliación de la fábrica de Leche Gaza en Zamora está pendiente de la concesión de las licencias urbanísticas por parte del Ayuntamiento de la capital zamorana para el arranque de las obras. La ampliación pretende duplicar a medio plazo la producción de la cooperativa ganadera, que en estos momentos alcanza los 50 millones de litros de leche de vaca al año. Se basa la apuesta de la industria, que este año celebra su 50 aniversario, en la fe en los ganaderos de Castilla y León y en las posibilidades de producción de leche que tiene la comunidad, según explicó el director gerente, José Luis Calvo.

Y es que considera que el final de las cuotas lácteas en 2015 trajo mucha incertidumbre al sector del vacuno de leche pero también alguna oportunidad. "Castilla y León con la vega del Duero espléndida que tiene y con todos los afluentes es una región productora de forrajes de muy alta calidad que, junto con el equipamiento de las ganaderías y la profesionalidad de los ganaderos, hace que Castilla y León tenga muchísimas posibilidades de producir en los próximos años mucha más leche", destacó el gerente de Gaza durante la visita a las instalaciones del delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Alberto Castro.

En estos momentos, la cooperativa, con 90 socios, de la que viven 350 familias y con 30 millones de facturación al año, se centra en obtener las licencias de construcción para la ampliación de las instalaciones que tiene a las afueras de Zamora, un proceso largo que el gerente definió como "una travesía del desierto" aunque desde el Ayuntamiento "están haciendo lo que pueden".

Para duplicar la producción actual con las futuras instalaciones, Gaza contará en principio con los mismos ganaderos, aunque apuesta por un proceso de concentración para la creación de unidades ganaderas de producción más sostenibles socialmente. Esto permitirá que en cada ganadería haya por lo menos tres trabajadores que se vayan alternando en los descansos y así garantizar el relevo generacional en las explotaciones.

Respecto a la situación del sector lácteo, José Luis Calvo aseguró que está "fastidiado" aunque los ganaderos que entregan su leche a Gaza están "un poquito menos mal" gracias al modelo cooperativo. Reclamó además a Europa el cambio de criterio para la concesión de ayudas a las ampliaciones y a la inversión en agricultura y ganadería, ya que en estos momentos se conceden por concurrencia competitiva. "Ahora se le da el dinero a aquel que presente el proyecto que más empleo cree y que sea más grande, con lo cual siempre se lo lleva alguna multinacional y todas las demás nos quedamos fuera", manifestó sobre un criterio que no considera válido y que perjudica a las pequeñas y medianas empresas, que son, según sus declaraciones, las que crean empleo y fijan población en el medio rural.

Por su parte, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro, destacó que Gaza es una de las empresas más importantes y señeras de la economía zamorana y que con la futura ampliación conseguirá llegar al mercado con diferentes productos, desde las variedades sin lactosa a nata de cocina, cremas industriales, cremas de relleno, leches de oveja con sabores y productos de mezcla de leche con zumos.